Es fundamental que madres y padres se esfuercen por crecer en una fe adulta

(José María Pérez Navarro, en Sinite). María Ángeles López es redactora-jefe de la Revista 21, periodista y madre. Tenemos un buen recuerdo de su libro Papás blandiblup. Retrato de las dudas y debilidades de los padres de hoy. Ahora en este libro intenta responder a las siempre difíciles preguntas de los hijos «pequeños teólogos» que ponen en aprietos a los padres muchas veces no bien preparados para responder a estas cuestiones.

En este caso estamos con una «madre bien preparada» que aprovechando las preguntas de su hijo Miguel de 7 años (¿reales o ficticias?) nos ofrece unas clases de teología popular con lenguaje llano y sencillo que puede ser de interés para aquellas personas que quieren tener una síntesis de fe, quizás en algunos momentos resulta un poco elevado para la mentalidad de un niño… ¿Se puede hablar del Concilio Vaticano II a un niño tan pequeño?

El título ya en sí es llamativo: Mamá, ¿Dios es verde? En la página 21 nos dice la autora el porqué del título: «Ocurrió en la playa portuguesa de Roxa Baixinha, entre dos localidades costeras del Algarve, Villamoura y Albufeira. Allí, a pie de mar, con la vista perdida, Miguel, que contaba entonces sólo cinco años, me espetó con su media lengua: “Mamá, ¿Dios es verde?”. Ante mi extrañeza por semejante pronunciamiento, Miguel se dispuso a explicarme su reflexión: “Dios tiene que ser verde”. Venía a decir Miguel, quise después de hablar con él, que en aquel momento de extraordinaria belleza y plenitud, rodeados de la hermosa paleta cromática que nos ofrecía la naturaleza, Dios debía asemejarse al inmenso verde esmeralda del océano Atlántico. A lo más bello, lo más bueno, lo más grande que él podía divisar y percibir en aquel instante. Y seguramente no iba muy desencaminado al decir de los teólogos».

Con esta excusa comienza a desarrollar un diálogo con su hijo en los 20 capítulos del libro donde se tratan los temas más candentes de la teología: la imagen de Dios, la Trinidad, el infierno, Jesús de Nazaret, la oración, la Biblia, los Evangelios de la infancia, las otras religiones, los no creyentes, el sentido de la cruz, los sacramentos, el Concilio Vaticano II, la opción por los pobres, las bienaventuranzas… Acompañados por unos dibujos muy sugerentes.

Felicitamos a María Ángeles por su libro, es una auténtica gozada su lectura. Que hace recordar a los padres que no conviene no responder ante las preguntas de los hijos y que es fundamental que madres y padres se esfuercen por crecer en una fe adulta más allá de las respuestas estereotipadas y vacías que muchas veces se dan desde la teología y la catequesis.

José María Pérez Navarro

Sinite 163 (mayo-agosto de 2013) 412-413.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*