Para ejercitar la fe y el conocimiento de Cristo y de su Iglesia

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Como bien dice su autor en el “Pórtico” (prólogo), Vivir y contemplar la vida pública de Jesús completa la trilogía de un ejercicio muy interesante de la contemplación de Jesús de Nazaret. Los dos anteriores volúmenes fueron Vivir y contemplar el Adviento y la Navidad y Vivir y contemplar la Cuaresma y la Pascua.

Es un recorrido por el Tiempo Ordinario. Es decir el relato de la vida pública de Jesús. Y tiene su especial interés porque aunque es cierto que Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua son tiempo de contenido fundamental y gran fuerza, el recorrido del Maestro por tierras de Palestina, los hechos que le acontecen y sobre todo la catequesis que despliega con su propio pueblo en el llamado Tiempo Ordinario nos comunica mucho, pero que mucho.

Pero los capítulos del libro nos dan un recorrido ni lineal pero muy interesante. Antonio Gil Moreno analiza en un primer bloque las fiestas y Solemnidades del Tiempo Ordinario desde la Santísima Trinidad hasta Jesucristo Rey del Universo y en medio –por ejemplo– la Trasfiguración del Señor o el Sagrado Corazón. El segundo bloque es “Vida pública de Jesús: pinceladas de mi agenda”. El tercero tiene un título muy poético: “Meditaciones de jazmines” y son unos breves pensamientos, consejos, reflexiones urgentes que nos servirán para mantener un continuo recorrido oracional. El cuarto contiene varios decálogos para reafirmar nuestro cristianismo y quinto un conjunto de diez palabras esenciales para un cristiano. Cuenta igualmente con un epílogo.

Ni que decir tiene que el lector va a encontrar un libro útil y atractivo para ejercitar su fe y su conocimiento de Cristo y de su Iglesia. La edición es muy bella con las páginas tintadas de azul.

Antonio Gil Moreno es sacerdote y periodista, radicado en la diócesis de Córdoba y con una gran obra periodística y literaria a sus espaldas. Fue párroco de San Lorenzo durante 23 años y es canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba.

Ángel Gómez Escorial

Betania 944 (agosto de 2016)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*