Mª Ángeles López Romero: «Hay que ser más atrevidos y abiertos en la forma de comunicar»

(Marian Serrano, en Boletín Salesiano). En Enero comencé esta nueva tarea como directora editorial. Lo sabía unos meses antes, necesité un tiempo para cerrar mi etapa anterior como redactora jefe de la “Revista 21”. Para Mª Ángeles, es un gran desafío, una enorme responsabilidad, tanto por estar al frente de la misma como por ser la primera mujer y laica que asume este cargo.

La dirección de una Editorial como San Pablo exige dedicación exclusiva. Eso sí, la nueva directora reconoce la tranquilidad que le da “contar con un gran equipo para afrontar los retos que se nos presentan y sacar adelante nuevos proyectos”.

Después de 20 años trabajando en la “Revista 21”, siendo autora de libros, muy familiarizada con la comunicación eclesial, tiene una visión que le permite opinar sobre la evolución de la comunicación en la Iglesia: “Hay una necesidad real de adaptarse a los cambios sociales y culturales, pero veo mucho miedo. En otros tiempos la Iglesia ha sido más atrevida y más abierta en su forma de comunicar. Tenemos que ser audaces ante el cambio de era que estamos viviendo”.

Su trayectoria ha sido larga como periodista y, “aunque intentaré seguir escribiendo en prensa”, su objetivo profesional cambia. Le preguntamos qué parte de la vida profesional que deja atrás le trae mejores recuerdos… y nos contesta: ”No soy yo de recrearme en los recuerdos, me gusta vivir el presente y afrontar el futuro, me encantan los retos. Pero si tengo que elegir un recuerdo profesional, en “21” he pasado unos maravillosos años, he conocido gente estupenda, he hecho periodismo de calidad coherente con mis creencias y ofreciendo propuestas alternativas. Ahora toca afrontar los importantes retos que ofrece el mundo del libro, que no vive su mejor época, más aún si hablamos del libro religioso”.

A ello se añade el vértigo de ser la primera mujer laica en ponerse al frente de una editorial como San Pablo. “Es un puesto que siempre ha estado ocupado por religiosos paulinos. Y mi elección supone, además de una apuesta muy interesante por parte de la congregación paulina, un cambio importante en cuanto a la visibilidad de las mujeres en puestos de responsabilidad en la Iglesia. Soy consciente de que hay muchas miradas puestas en mí y en los frutos de mi tarea”.

Marian Serrano

Boletín Salesiano CXXX/3 (marzo de 2017) 21.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*