Un gran reportaje

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). A veces –y previamente– se considera que un libro sobre el tema del divorcio puede ser solo para especialistas. Y no es el  caso de este Hasta que la muerte (del amor) nos separe. La lectura del libro de Cristina Ruiz Fernández –que, en realidad, es un gran reportaje– da mucha información y es de total acceso para todo tipo de lectores. Supongo –y eso lo supongo yo– que habrá que interesar a personas que tengan cerca el problema de los divorciados en la Iglesia o a los mismos divorciados en sí.

Es sabido que la Iglesia, al menos en España, ha querido tener repuesta a la enorme cantidad de divorcios que se producen y buscar «vías católicas» de separación con la posibilidad de volver a celebrarse un matrimonio canónico. Y de esto se habla con mucha precisión en el libro. Existe, para mí, un capitulo clave que es el quinto: «Nulidad y Disolución: dos vías infrautilizadas». Interesante, sin duda. Luego me ha llamado la atención la frase de la autora sobre que «una recién casada escriba sobre el divorcio». En realidad, un buen periodista puede –y debe– enfrentarse a cualquier trabajo de interés y hacerlo bien. Esto ha hecho Cristina Ruiz Fernández, que, como queda dicho un poco más arriba, es una gran profesional. Tan solo con leer el presente volumen se da una cuenta de ello. Y de ahí la comparación con el tema del duelo. Es sabido que el duelo –el fallecimiento de un ser querido– tiene su tratamiento por los expertos. La marcha de ese ser querido –el duelo– puede aparecer con el divorcio. Me ha parecido también una gran idea.

Se cita con entusiasmo la apertura realizada por el Papa Francisco –en este sentido y en muchos otros– y el parón temporal que algunas partes ponen al tema. La posibilidad de acercarse al sacramento de la Eucaristía de los divorciados es un tema demasiado controvertido hoy todavía. En fin, no me puedo alargar mucho más en este reseña, pero, sinceramente, recomiendo este libro con entusiasmo.

Ángel Gómez Escorial

Betania 972 (Semana Santa 2017)

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*