Ayudar al crecimiento y desarrollo integral

(Leonardo Sánchez, en Misión Joven). Este libro trata de promover la teoría y práctica del Coaching espiritual. Tanto la dirección espiritual como el coaching son relaciones de ayuda. El autor quiere separarse del término tradicional de “dirección espiritual” y propone un nuevo concepto del acompañamiento espiritual basado en la corriente popular del coaching. El coaching espiritual tiene como objetivo en palabras de su autor, “ayudar a la persona a liberar su potencial espiritual, es decir, quiere ayudar al crecimiento y desarrollo integral”. Entre las fuentes de este coaching espiritual el autor coloca a la Sagrada Escritura, la filosofía de Sócrates (mayéutica), el monacato, los místicos Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. También parte de la psicología profunda humanista y transpersonal de Freud, Jung, Maslow, Rogers y Wilber. Tiene también en cuenta la psicología oriental Abhidahamma, que significa “doctrina última” del budismo.

Para el autor, su coach espiritual de referencia es Tony de Mello, director espiritual, terapeuta y gurú. El coaching espiritual como relación de ayuda pretende ayudar a identificar y a destronar al “contrincante interior” que es todo lo que bloquea el desarrollo integral de la persona como los sentimientos de culpa neurótica, la inseguridad personal y la baja autoestima. Ofrece técnicas para desarrollar el coaching espiritual y que el coachee –la persona acompañada– encuentre por sí mismo las soluciones y respuestas que está buscando, ya que el coach (acompañante), a modo de Sócrates, no transmite, solo ayuda a sacar lo que hay dentro. El modo de hacer la entrevista entre coach y coachee es tratado igualmente dentro de los diferentes modelos relacionales que propone este libro, entre los que destaca el modelo parsoniano de relaciones terapéuticas, de Talcott Parsons. Ofrece también un modelo de desarrollo espiritual en cuatro fases que resumen el modelo original de James Fowler, y que elabora Scott Peck. El perfil profesional de coach y del coachee también es tratado como cuadro de referencia.

Leonardo Sánchez

Misión Joven 483 (abril de 2017) 70.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*