Renacer de los mundos periféricos

(Diego Pacheco, en Palabra). Al concluir la lectura de Periferias, esta nueva obra de Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio, la conclusión clara que emerge de sus sugerentes páginas es que la regeneración de la Iglesia y de la vida cristiana en el futuro próximo solo será posible si se «parte del redescubrimiento de la gozosa tarea de vivir y comunicar en el Evangelio en la periferia».

Ciertamente la Iglesia, por su mismo ser, está llamada a ir al encuentro de los marginados, pero no es solo eso a lo que se refiere el Papa Francisco cuando la impulsa a salir de sí misma para hacerse presente en las periferias geográficas y existenciales del mundo. La intuición de Francisco va más allá de la tradicional opción preferencial por los pobres, y sugiere que el cristianismo, como ocurrió en los comienzos, habrá de renacer de los mundos periféricos, de la denominada “Iglesia del Sur”, para acceder luego al centro y al norte, pues es en las periferias donde hoy se juegan las grandes batallas de la vida social y religiosa. Piénsese, por ejemplo, en clave geoteológica o geopastoral, que los católicos de América Latina representan ya el42% de los fieles de todo el mundo.

Diego Pacheco

Palabra 653 (junio de 2017) 76.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*