Archivos de la categoría EDITORIAL

Términos de azarosa y reconfortante actualidad

(Antonio Aradillas, en Religión Digital). «A todas las personas que se preguntan y no dejan de buscar» dedica Jose Chamorro –diplomado en Educación Especial y Licenciado en Pedagogía– este su nuevo libro, Claves para saborear la vida, editado por San Pablo.

Es obvio, y lógico, pensar que, tanto la intención del autor, como el propio título, son referencias obligadas que suscitarán el interés de numerosos lectores. «Claves», «saborear», «vida», «preguntas», «personas», «alegría» y «búsqueda»… son términos de azarosa y reconfortante actualidad en los más elementales programas e idearios de educación-formación-enseñanza que demandan los tiempos y las circunstancias nuevas, necesitados unos y otras de respuestas convincentes y serias, que es exactamente el juicio que le merece el libro a su prologuista, el excelente teólogo bíblico Xabier Pikaza: Sigue leyendo

Una existencia sacerdotal anclada en Dios y entregada a su comunidad

(J. Montero, en Studium). Los verbos del sacerdote refleja la amplia experiencia sacerdotal de sus dos autores, párrocos en la archidiócesis de Milán (Italia). Apasionante, sencillo y de fácil lectura, retrata el día a día de una existencia sacerdotal, la suya, anclada en Dios y entregada a su comunidad. Presentan y analizan tanto sus actividades propiamente sacerdotales como el sustrato humano en el que deben implantarse. Presentan sus actividades en infinitivo como horizonte y tarea diaria a realizar: rezar, bautizar, bendecir, celebrar, confesar, visitar a los enfermos… y como ocupaciones más difusas pero necesarias e incluso perentorias: conocer a los parroquianos, saber hacer comunidad, estar dispuesto a aprender de la comunidad, servir, colaborar, etc. Sigue leyendo

Lugar privilegiado para la presencia cristiana

(J. Montero, en Studium). El nombre del autor de este libro, Dr. Andrea Riccardi, evoca ya de entrada a la comunidad de San Egidio por él fundada el año 1968 para promover el diálogo y el ecumenismo por todo el mundo, sobre todo en los países mediterráneos. En este libro habla de las Periferias religiosas, geográficas y culturales como lugar privilegiado para la presencia cristiana pues, de hecho, entre los siglos XX y XXI el cristianismo comienza a convertirse en una religión cada vez mas de las periferias. Es ésta una de las características que ya estaban presentes en los debates cristianos y que más tarde asumiría el Papa Francisco como punto de apoyo de su pontificado. El autor desglosa la amplitud del concepto de periferia y de periférico señalando incluso el nacimiento de Jesús en el entorno humilde de los periféricos, haciéndose después el mismo Jesús periférico en el pobre y en el encarcelado. Sigue leyendo

Adentrarse en los caminos del Señor

(Vicente Borragán, en Studium). San Juan de la Cruz formuló su experiencia de Jesús Amado en treinta y una canciones de amor, que él mismo fue comunicando de un modo silencioso entre grupos de iniciados, de discípulos y amigos, sobre todo religiosas, bajo un aire de sospecha. Para ellas escribió un tipo de un tipo de guía que llamó Ejercicio de amor, una obra que permaneció casi oculta algún tiempo pero que fue copiada en las comunidades y extendida de texto llegó a París y Flandes por, donde fue publicado primero en francés (París, 1622), y luego en castellano (Bruselas, 1627). Este Ejercicio de amor, que recibiría posteriormente el nombre de Cántico espiritual, se fue extendiendo a modo de guía espiritual por toda la Iglesia. Sigue leyendo

Acoger, acompañar, ayudar y sanar a las personas divorciadas

(J. Montero, en Studium). El interés fundamental de esta obra –Hasta que la muerte (del amor) nos separe– se centra en su análisis de la situación compleja del divorcio, en el problema íntimo y en las consecuencias no raras veces traumáticas de las personas divorciadas en la Iglesia católica. Para captar la problemática real y específica de cada situación, la autora hizo entrevistas a personas que pasaron por este duro trance. No es teóloga, ni catedrática, ni abogada sino que reflexiona y escribe desde su condición de laica, creyente, mujer, esposa y madre, lo cual multiplica su autoridad como persona que sabe de lo que habla porque tiene muy presente y ejerce cada tras día el noble arte de convivencia. Sigue leyendo

Ponernos a los pies del Señor

(Vicente Borragán, en Studium). En este libro sobre Los cuatro nombres de Dios el autor se adentra en cuatro de sus grandes misterios: su condescendencia, su ternura maternal, su trascendencia y su presencia múltiple. El Dios de quien tiene necesidad la humanidad es el Dios de la misericordia, del Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de Jesucristo. Se diría que estamos como ante una basílica de cuatro naves: el evangelio del Dios condescendiente, es decir, del Dios que desciende y baja para vivir a la altura de los hombres, para caminar al paso de la humanidad; el evangelio del Dios de la ternura, en el que el Señor aparece con los rasgos de la madre, el evangelio del Dios de la Trascendencia, que cuanto más parece abajarse y descender, más trascendente aparece; el evangelio de ese Dios-presencia, que no es solo esencia, sino “ser en compañía”. Sigue leyendo

Hildegarda de Bingen, la mujer que amonestaba a hombres de Iglesia

(Miriam Díez Bosch, en Aleteia). «Las mujeres no pueden ser siervas de nuestro clericalismo». El Papa Francisco lo ha vuelto a decir, esta vez en el viaje a Colombia. Hildegarda de Bingen (1098-1179) ya lo tenía claro. Fue monja benedictina, mística, teóloga, fundadora, escritora, experta en farmacia, cosmóloga, compositora, botánica, médico… y mantuvo una relación epistolar con papas, obispos, reyes y emperadores. Y si les tenía que reprochar algo, lo hacía sin reparos.

San Pablo Ediciones ha sacado ahora un volumen en el que se recogen algunas de las particulares experiencias místicas de esta mujer, a la que la autora Cristina Siccardi llama esencialmente “mística y científica”. Sigue leyendo

Muchas voces valientes unidas

(Begoña Olabarrieta, en Vida Nueva). Hablar de maltrato no es fácil. En muchas ocasiones, solo nos permitimos pasar de puntillas sobre una realidad que sufren miles, millones, de mujeres en el mundo porque nuestro enfado y rechazo nos impiden ir más allá. Por eso sorprende leer un libro como Lágrimas de esperanza, un compendio de visiones personales sobre la violencia de género.

Y no es la visión que pudiéramos esperar, la de grandes expertos, teóricos o no, sobre el maltrato, sus causas y cómo ponerle fin, sino la de personas, hombres y mujeres, que pueden haber sufrido esa violencia o no; que la tienen cerca o no; que no la han visto nunca o sí; pero que tienen algo en común: aceptaron el difícil reto de superar ese bloqueo y relatar qué es para cada uno de ellas y de ellos el maltrato. Sigue leyendo

El lugar de la moral en la vida cristiana

(Diego Pacheco, en Palabra). Felicísimo Martínez reflexiona en La moral cristiana, ¿opresora o liberadora? –que no constituyen ningún intento de ser un manual de moral– sobre el lugar que tiene la moral en la vida cristiana, ante la consideración negativa que algunos tienen de ella como un conjunto de prohibiciones que coartarían la libertad del hombre.

El libro afirma que el núcleo de la vida cristiana no sería la moral, sino la fe en Jesucristo y la relación con Él. Sigue leyendo

El amor a Dios es inseparable del amor al ser humano

(El Ciervo). Mi Dios subversivo es el conmovedor testimonio del arzobispo Tutu que revisa su vida recordando que la Biblia es más subversiva que cualquier ideología política porque afirma que cada ser humano tiene una dignidad inquebrantable por haber sido creado a imagen de Dios. Nada hay más potente que la fe en Dios para luchar en favor de los derechos humanos. El amor a Dios es inseparable del amor al ser humano.

El Ciervo 764 (julio-agosto de 2017) 45.