Archivo de la etiqueta: Bruno Forte

El camino como experiencia cristiana

(M. García, en La Ciudad de Dios). Bruno Forte es doctor en teología y filosofía; es miembro de los Pontificios Consejos para la Cultura, para la Unidad de los Cristianos y para la Promoción de la Nueva Evangelización. Ha formado parte de la Comisión Teológica Internacional de la Santa Sede. En 2004, fue nombrado arzobispo metropolitano de Chieti-Vasto.

El viaje de Jesús y el nuestro recoge tres meditaciones cuaresmales basadas en el evangelio de Lucas, Sigue leyendo

La espiritualidad contenida en el camino del Señor junto a nosotros

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). El teólogo y obispo Bruno Forte es el autor de un librito titulado El viaje de Jesús y el nuestro (Ejercicios espirituales sobre el evangelio de Lucas). Comenta la espiritualidad contenida en el camino del Señor junto a nosotros y la aceptación por nuestra parte de hacer el camino junto a Él Para ello toma pie de tres perícopas del tercer evangelio: el viaje de María para visitar a su prima Isabel, el viaje de Jesús subiendo a la ciudad santa de Jerusalén y el viaje de los discípulos hacia Emaús sorprendidos por Jesús resucitado.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.879 (15 de abril de 2017) 17.

La experiencia cristiana vista como un camino

(SP). El arzobispo Bruno Forte desgrana en esta obra (El viaje de Jesús y el nuestro) tres meditaciones centradas en pasajes del evangelio de Lucas –el relato de la visita de María a Isabel después de la Anunciación, el viaje de Jesús camino de Jerusalén y el encuentro con los dos discípulos de Emaús– que permiten entender la experiencia cristiana como un «viaje», un «camino». La narración de Lucas nos hace comprender qué significa el camino del Señor junto a nosotros y cómo Jesús, como compañero de viaje, difunde su mensaje sobre la resurrección hasta los confines de la tierra para que recibamos la Salvación en nuestros corazones y en nuestras vidas.

Exposición sencilla y experiencial de los sacramentos

(Txema Pascual, en Catequética). Cuando Bruno Forte es invitado al episcopado, decide escribir a sus fieles las primeras cartas pastorales y, para que reflexionen y les pueda servir de profundización, lo hace sobre los sacramentos. Estas cartas, publicadas primero como cuadernillo, las recogió después en forma de libro (Los sacramentos y la belleza de Dios) para facilitar la lectura. La primera carta del libro es sobre la Palabra de Dios, fundamento de todo sacramento; y luego, cada uno de los capítulos es un sacramento: bautismo, reconciliación, confirmación, eucaristía, matrimonio orden y unción. Va exponiendo cada sacramento de una manera experiencial, sencilla, atractiva, fácil de digerir, acabando con una oración.

Txema Pascual

Catequética 56-3 (mayo-junio de 2015) 211.

Los sacramentos, dones ofrecidos en la fuente de la gracia

(Nova et Vetera). Cartas al pueblo de Dios es el subtítulo que Bruno Forte da al libro Los sacramentos y la belleza de Dios. De hecho, en principio fueron cartas pastorales dirigidas, como obispo que es, al pueblo de Dios, por lo tanto, ya publicadas en fascículos individuales y traducidas incluso a varias lenguas. Ahora tenemos la oportunidad de encontrarlas todas ellas en un volumen, cosa que aporta comodidad al lector. En la introducción el autor confiesa: «Cuando fui llamado al episcopado, me pregunté cuál era el principal deber que se me pedía. No tuve duda al pensar que era el de la oración: tenía que rezar por el pueblo que se me había confiado e irradiar, a través de la palabra y las obras, el amor por la oración». Y precisamente este matiz de búsqueda y unión con Dios, admirando al mismo tiempo su belleza, es el que vamos descubriendo en la manera de explicar cada sacramento logrando así aquello que perseguía al escribir estas cartas, pues su exposicón es profunda, sin dejar de ser sumamente sencilla y clara. Sabemos que una de las cualidades de este arzobispo napolitano, filósofo y teólogo, es su amenidad, y realmente, no la oculta.

En las portadillas a cada sacramento, además del sugerente subtítulo que antepone a cada uno, por medio de un corto texto, crea como un encuentro personal con el lector, infundiendo calidez y cercanía a través de un vocabulario muy sentido, que logra conectar con el corazón.

La primera carta trata sobre la Palabra de Dios que se ocupa, como dice el autor «del sacramento originario, Jesucristo, la Palabra eterna hecha carne para introducirnos en la vida de la Trinidad santa».

Con este trabajo Monseñor Bruno Porte nos lleva de la mano y nos hace entrar un poco más en todo lo que suponen los sacramentos para el cristiano como dones ofrecidos en la fuente de la gracia manifestando al mismo tiempo la belleza de Dios.

M. R. S.

Nova et Vetera 78 (julio-diciembre de 2014) 147.

Encuentros con color

(Fernando Cordero, en Vida Nueva). Al iniciar su ministerio episcopal, el teólogo Bruno Forte (Nápoles, 1949), convertido en arzobispo de Chieti-Vasto, sintió la necesidad de dirigir a sus diocesanos siete cartas sobre cada uno de los
sacramentos. Insertó, además, un primer capítulo dedicado al sacramento original, Jesucristo, Palabra eterna hecha carne, donde señala el camino para acogerla: la lectio divina. Estos escritos, expresión del encuentro con Dios y con su belleza salvadora, han sido compilados por la editorial San Pablo en la colección «Mambré» bajo el título Los sacramentos y la belleza de Dios.

En cada sacramento, el autor intenta hacer comprender al lector su significado, desde el convencimiento de su trascendental valor para la vida cristiana. Los títulos de los capítulos son ya en sí sugerentes: “El pan de los peregrinos”, “Los colores del amor”, “El médico celeste”, etc. El contenido es pedagógico, yendo a lo esencial del sacramento que se va analizando: su origen, sentido, celebración,
compromiso… Introduce algunos textos narrativos que captan nuestra atención, como “el puente del asno” en el sacramento de la Confirmación o los pañuelos de seis colores, vehículos de diferentes desafíos, que entregó el obispo Forte a las parejas de su diócesis en la fiesta anual de novios.

«Escuela del gracias»

Para los enfermos y equipos de pastoral de la salud, “El médico celeste”, alrededor de la Unción de enfermos, puede ser de ayuda, ya que revela el sentido de la enfermedad y el dolor, partiendo del Crucificado y enclavándose en el corazón de la Trinidad. Para los presbíteros, la lectura de “Sacerdotes por amor” supondrá un ejercicio de renovación en la fidelidad del servicio a la comunidad. Los novios y matrimonios podrán revisar la denominada “paleta del amor y los otros colores”.Y, para todos, es necesaria la “escuela del gracias” de la Eucaristía y de la alegría del Perdón.

Monseñor Forte desarrolla un original examen de conciencia de sabor bíblico, con su acto de contrición. Y también una sencilla guía para hacer un examen de conciencia para las parejas: decálogo del amor conyugal y familiar. Se nota su contacto con personas concretas de su diócesis, a las que acompaña y con las que comparte su fe. Es el libro de un pastor que echa mano de su teología para conducir a sus hermanos al encuentro con Cristo, belleza que salva en persona.

Es una obra en diálogo con muchas personas (sacerdotes, consagrados y laicos), para llegar a una redacción final, fruto de la mayor escucha posible. Es la voz de la Iglesia dirigida a todos los peregrinos de Dios. Acostumbrados a las oraciones del obispo Forte, nos hemos de conformar en esta ocasión con la selección de otras hermosas plegarias, como las de los santos Juan XXIII y Juan Pablo II.

Fernando Cordero ss.cc.

Vida Nueva 2.915 (1 de noviembre de 2014) 49.

La belleza de Dios es la salvación realizada por Jesús

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Bruno Forte, es arzobispo de Chieti-Vasto (Italia) y es un escritor de gran éxito entre el público italiano, además de tener una larga e importante carrera en la Iglesia. Ha sido miembro de la Comisión Teológica Internacional. Pero, sin duda, es una escritor religioso de gran calidad y muy prolífico. Ahora en la Colección Mambré de San Pablo se edita Los sacramentos y la belleza de Dios.

Y un poco de manera inesperada, y en el trasunto de la oración –el obispo sobre todo debe rezar por su rebaño– crea un mini-tratado sobre la función episcopal muy apreciable. Y aunque a tratar sobre los sacramentos, el primer capítulo es una excelente carta sobre la Palabra de Dios, pues, sin duda, la Palabra forma y conforma a los sacramentos.

Después se aplica a la “narración” de cada sacramento en clave amor, pero también de aplicaciones prácticas. Y buen ejemplo de esto último es el decálogo que sobre la vida del matrimonio aparece en el capítulo dedicado a este sacramento. Es muy bueno, por su conexión con la realidad actual, el capítulo dedicado al Sacerdocio y que se titula «Sacerdotes por amor». Y sin ánimo de declararme favorito de los tres capítulos del libro, monseñor Forte crea también un excelente texto sobre la enfermedad y los enfermos en el apartado correspondiente a la Unción de los Enfermos.

Aclarar que, entre otras cosas, la belleza de Dios aludida por Dios no es una descripción de marcado contenido estético. Esa belleza de Dios es la Salvación del género humano realizada por Jesús. Personalmente me ha interesado bastante el nuevo libro de Monseñor Forte y creo que será de gran utilidad para sacerdotes, formadores y catequistas. Y, por supuesto, para todos los lectores interesados por los temas pastorales y teológicos.

Ángel Gómez Escorial

Betania 851 (21 de septiembre de 2014)

Tiempo de descanso, tiempo de encuentro

El semanario Fiesta, de las Iglesias de Granada y Guadix-Baza, publica hoy una lista de lecturas recomendadas para el verano. Entre ellas se encuentran varios títulos de SAN PABLO: Desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización, Los sacramentos y la belleza de Dios, La grandeza del amor y Master Chef de la santidad.

«El tiempo de verano es un tiempo propicio para acercarnos al Señor. Paradójicamente, es un tiempo que favorece la dispersión sobre las cosas importantes en la vida, influidos por un ambiente cultural según el cual el verano es sinónimo de mero entretenimiento.

Pero el verano es tiempo de libertad porque en él, sin agendas y sin rutinas, decidimos qué queremos para que sea una ocasión que nos construya. Es momento, pues, para dedicarlo al Señor, buscándoLe y deseándoLe en la lectura y la oración, en el descanso, sea con la familia o amigos, o participando en actividades como campamentos, Camino de Santiago o convivencias que nos aporten algo para crecer en la conciencia de nuestra vida e identidad cristiana. En definitiva, para crecer en esta conciencia allí donde estemos y con quienes estemos. Y es que el verano es tiempo para descansar, no para olvidarnos de las cosas, sino para redescubrir, o descubrir por primera vez, dónde radica nuestra alegría y dónde descansa nuestro corazón.

Ofrecemos una brevísima lista de libros para este verano que contribuyan a esa toma de conciencia sobre nuestra persona y nuestra identidad cristiana».

Desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización. Es el documento preparatorio del Sínodo de la familia, que se celebrará el próximo mes de octubre en la Santa Sede. A mediados de octubre de 2013 la Secretaría General del Sínodo de los Obispos envió un cuestionario a las Conferencias Episcopales de todo el mundo, con la intención de preparar para los obispos un Instrumentum laboris, es decir, un documento que introdujera los puntos para el debate en el Sínodo extraordinario sobre la familia convocado por el Papa Francisco para octubre.

Los sacramentos y la belleza de Dios (Bruno Forte). Este libro recoge la primeras cartas pastorales que el teólogo Bruno Forte ha dirigido a su diócesis desde su nombramiento como arzobispo. Las cartas están dedicadas al sacramento de la Iglesia como lugares de encuentro con Dios y su belleza salvadora, y a Jesucristo, sacramento originario, Palabra de Dios hecha carne.

La grandeza del amor (Eusebio Gómez Navarro). El libro comienza afirmando que el ser humano no puede vivir sin amor, pues por amor y para amar fuimos creados. Mediante artículos breves salpicados de anécdotas, testimonios, citas de autores y parábolas, el autor reflexiona sobre el amor. El autor invita a los lectores a valorar la presencia del amor en su vida y a experimentar día a día el poder redentor de darse a los demás.

Master Chef de la santidad (Fernando Cordero ss.cc.). Este libro propone un modelo educativo que nunca pasa de moda: las vidas de los santos, y repasa algunas cualidades comunes a todos ellos (el seguimiento de Jesús, el testimonio, el rechazo a la violencia, la sencillez, la humildad, el sentido del humor, la alegría fundamentada en la fe…). Repleto de divertidas anécdotas, el libro recorre la vida y obras de grandes santos de la Iglesia (Ignacio de Loyola, Teresa de Jesús, Damián de Molokai…), que recuerdan que la santidad es una vocación universal accesible y deseable.

Fiesta 1.068 (27 de julio de 2014) 15-17.

Una sencilla catequesis sobre los sacramentos

(SP). Los sacramentos y la belleza de Dios recoge las primeras cartas pastorales que el conocido teólogo Bruno Forte ha dirigido a su diócesis desde su nombramiento como arzobispo. Escritas del modo más sencillo y comunicativo posible, las cartas están dedicadas a los sacramentos de la Iglesia como lugares de encuentro con Dios y su belleza salvadora, y a Jesucristo, sacramento originario, Palabra de Dios hecha carne. Publicadas originalmente en pequeños volúmenes aislados y muchas de ellas traducidas a varios idiomas, las cartas han sido recogidas en un único libro para facilitar la meditación y ayudar a quien las lea a ser cada vez más consciente de los dones ofrecidos en las fuentes de la gracia que son los sacramentos.

Las tres plegarias que están más en la boca de los creyentes

(Ángel Pérez Casado, en Vida Sobrenatural). Pater, Ave, Gloria, este pequeño libro que presenta la Editorial San Pablo, ha recogido unas sucintas y sencillas reflexiones acerca de las tres plegarias que están más en la boca de los creyentes: el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria. Bruno Forte facilita al grupo de fieles –que acuden a la Escuela de Oración de la parroquia que regenta– un breve comentario de estas oraciones que sin duda motiva la interiorización de lo que recitamos con nuestra boca.

Como dice el autor del libro: «Este breve comentario teológico-espiritual pretende ayudar al creyente a tomar cada vez más conciencia de los contenidos de la fe, expresada en estas palabras, y de la experiencia del Dios vivo que estas oraciones nos presentan». Se trata de un libro muy aconsejable, para iniciar en el camino de la oración tanto personal como para pequeños grupos de gentes preocupadas por el encuentro directo con Dios a través de la intimidad de nuestro espíritu.

Fray Ángel Pérez Casado, OP

Vida Sobrenatural 691 (enero-febrero de 2014) 74.