Archivo de la etiqueta: Diaconado permanente

La dimensión samaritana y servicial del diaconado permanente

(SP). Reinstaurado como grado propio y permanente en la Iglesia por el concilio Vaticano II, el diaconado puede ser concedido a varones, casados o célibes, que son fortificados con la gracia del sacramento del Orden sagrado. En aquellos que están casados, esta «doble sacramentalidad» hace de su vocación un ministerio «de lo cotidiano» en su vida familiar, profesional, religiosa y social. Diaconado permanente destaca la dimensión samaritana y servicial que corresponde al diaconado, y en particular al permanente y nos ayuda a comprender mejor quiénes son los diáconos permanentes, a quién representan y cuál es su misión en medio del mundo y en nombre de la Iglesia. Los diáconos desarrollan tareas de evangelización, liturgia (administran el Bautismo y el Matrimonio y presiden las exequias) y específicamente labores dentro de la Pastoral social y caritativa. Javier Villalba Nogales analiza todos estos aspectos desde su propia experiencia personal e integra la «doble sacramentalidad» por estar casado, y al mismo tiempo, la vida familiar y profesional.