Archivo de la etiqueta: Frontera

Poner el acento en lo individual

(Rafael Gómez Pérez, en Aceprensa). Originalidad e identidad personal, de Javier Barraca Mairal, tiene que hacer frente a dos direcciones distintas que se dan teóricamente, y hoy con un nuevo desarrollo, en la antropología filosófica y en la sociología. Dónde poner el acento: si en lo individual o en lo comunitario. Por el título, parece que en lo primero, y lo confirma una cita de Oscar Wilde: “Sé tú mismo. Los demás papeles ya los desempeñan otros”.

Pero a la vez, el autor conoce bien la filosofía de Lévinas, para quien, como resume, “la clave de la identidad personal se encuentra paradójicamente en la alteridad”. Y añade: “Mi ser se engendra en su raíz desde lo otro que yo”. Esto puede ser verdad en el sentido biológico, pero no en el de la pretendida originalidad. Sigue leyendo

Gramáticas creativas de la identidad

(José Francisco Serrano Oceja, en Alfa y Omega). De vez en cuado hay que pararse ante un libro de filosofía, teórica y a la vez práctica, que permita volver a formular una serie de preguntas que son claves para el proceso de humanización y de desarrollo personal. De entre esas preguntas, hay una básica: ¿Quién soy?, que está muy cercana a la común, y equivocada en su planteamiento, ¿qué soy? En un mundo de múltiples identidades, de pluralidad de identidades, la filosofía viene en socorro de la educación y nos ayuda a plantearnos el proceso de maduración y crecimiento desde una correcta comprensión de nuestro ser, de nuestras relaciones, de nuestra identidad. Sigue leyendo

Recuperar la visión evangélica de la moral

(Rafael Amo Usanos, en Libris Liberi). El espíritu conciliar de renovación se ha dejado sentir con fuerza en la teología moral. Con las páginas de este libro (Lo divino en la experiencia humana), el teólogo dominico –es importante este dato–, Jesús Espeja, se suma a la renovación de la moral.

El autor toma como punto de partida el decreto Optatam Totius n. 16 en el que se pide a la teología moral que “se nutra de la doctrina evangélica” y encuentra, en la reflexión de la tradición teológica dominica, la forma de hacerlo. Por eso pretende «recuperar la visión evangélica de la moral que Tomás de Aquino logró presentar con nueva versión» (p. 197). Sigue leyendo

Cómo la identidad está siendo destruida por la masificación y la despersonalización

(Religión en Libertad). Javier Barraca es doctor en Filosofia y profesor titular de la Universidad Rey Juan Carlos. Ahora acaba de publicar el libro Originalidad e Identidad Personaldonde tras años de investigación y estudio en estos ámbitos cuenta en esta obra cómo los populismos, el consumismo, el materialismo así como corrientes New Age pretenden acabar con la auténtica identidad.

En esta reflexión filosófica pretende incidir en que cada ser es único cuando en la actualidad el sentido es el contrario mediante la ‘masificación’. En una entrevista para Religión en Libertad, Barraca explica qué puede aportar su nuevo libro, que a buen seguro hará reflexionar a quien lo lea:

¿Por qué reflexionar y hasta escribir hoy precisamente acerca de la identidad y la originalidad personal?
Sigue leyendo

La moral cristiana, libre de manipulaciones

(Iván Pérez del Río, en Libris Liberi). En la actualidad es usual encontrarse a personas que conciben las religiones como un conjunto de normas morales. La religión cristiana no se escapa de esta visión. En la prensa es habitual que aparezcan noticias sobre la posición de la Iglesia respecto al uso de medios anticonceptivos, su posición respecto a la homosexualidad, la comunión o no de las personas divorciadas y vueltas a casar, el aborto, etc. Esta realidad es más representativa de las sociedades occidentales, en las que la Iglesia Católica ha tenido un peso social grande. Cualquiera podría pensar que el cristianismo es fundamentalmente eso, un conjunto de normas, un código de conducta. Es solo eso, ¿un conjunto de cánones que regulan la conducta de los hombres? A veces incluso en el modo de presentar la moral cristiana puede dar la impresión de que se impone y de que, además, se hace extensible a toda la sociedad, ¿la moral que emana de la religión cristiana es solo para los cristianos o es universal? Sigue leyendo

Sobre la identidad de la persona

(SP). Originalidad e identidad personal es una obra de pensamiento, llena de vigencia, que responde al incesante acoso al que la masificadora sociedad somete en la actualidad a la identidad personal del ser humano. No aporta antídotos, ni atajos contra la despersonalización y la deshumanización, sino que ofrece una innovadora investigación filosófica que desarrolla una reflexión profunda y personal en torno al sujeto humano. Estas páginas van destinadas a todos aquellos que se oponen a toda forma de manipulación y se entregan a la imprescindible tarea de colaborar en el fecundo desarrollo de la identidad y originalidad personales.

¿La moral cristiana es solo para los cristianos o es universal?

(Iván Pérez del Río, en Razón y Fe). En la actualidad es usual encontrarse a personas que conciben las religiones como un conjunto de normas morales. La religión cristiana no se escapa de esta visión. En la prensa es habitual que aparezcan noticias sobre la posición de la Iglesia respecto al uso de medios anticonceptivos, su posición respecto a la homosexualidad, la comunión o no de las personas divorciadas y vueltas a casar, el aborto, etc. Esta realidad es más representativa de las sociedades occidentales, en las que la Iglesia Católica ha tenido un peso social grande. Cualquiera podría pensar que el cristianismo es fundamentalmente eso, un conjunto de normas, un código de conducta. Es solo eso, ¿un conjunto de cánones que regulan la conducta de los hombres? A veces incluso en el modo de presentar la moral cristiana puede dar la impresión que se impone y que, además, se hace extensible a toda la sociedad, ¿la moral que emana de la religión cristiana es solo para los cristianos o es universal? Sigue leyendo

Para captar en su alcance la moral cristiana hay que volver a Jesucristo

(José Montero, en Studium). ¿Moral prioritariamente preceptiva? ¿Moral a la carta? El autor de Lo divino en la experiencia humana profundiza en la cuestión afirmando que para captar en su alcance exacto la moral cristiana y su sentido hay que volver a Jesucristo. ¿Cuál es la especificidad de la manera de actuar de Jesucristo? Que en él lo divino y lo humano van unidos inseparablemente. Y aplicando esto a la moral hay que decir que la que no sitúe en su justo y debido puesto a lo humano no es cristiana. Como tampoco lo es la que haga de lo humano un absoluto olvidándose de lo divino. El P. Espeja presenta sus reflexiones sobre el particular a lo largo de tres partes. Sigue leyendo

Últimos libros de 2016 que no hay que perderse

(José Luis Palacios, en Eutopia). La última cosecha editorial de 2016 nos deja libros que no deberían pasar por alto. Obras con las que apuntalar los cambios necesarios, tanto en nuestra maltrecha sociedad como en nuestra incomprendida y compleja Iglesia.

La moral cristiana, ¿opresora o liberadora?, de Felicísimo Martínez, nos deja la sensación de estar ante un libro imprescindible, una obra fundamental que viene a prevenir mucho del dolor pasado y a subsanar grandes equívocos en torno a una concepción estrecha, y algunas veces hasta interesada, de la moral cristiana. A medida que se avanza en su lectura, van cayendo las falsificaciones, las tergiversaciones y los reduccionismos, para presentar la radical sencillez, la serena belleza y la contagiosa humildad de la propuesta cristiana.

«La moral cristiana debe fundarse más sobre la experiencia de la fe y de la gracia, que sobre el ascesis y lo fuerza de voluntad» (pág 43).

Sigue leyendo

El reto irrenunciable de la liberación

(Antonio Aradillas, en Religión Digital). A muchos, cristianos o simples “transeúntes”, la lectura del libro que con el título La moral cristiana, ¿opresora o liberadora? ha publicado la editorial San Pablo, les significará un “antes” y un “después” en el proceso permanente de la educación de la fe al que todos hemos de estar sometidos, por su propia exigencia.

El interrogante de “¿opresora o liberadora?” con el que lo completa su autor, el sacerdote dominico Felicísimo Martínez Díez, con extensión a la “pureza y al don”, completa la veracidad de los susodichos adverbios “antes y después”. Ahórrense los lectores buscar las clásicas notas canónicas de los “Nihil Obstat” e “Imprimatur”, con las respectivas firmas curiales, guardianas de ortodoxias “pres” o proscritas, que ya no ha lugar a las mismas, entre otras razones por la insensatez que no pocos de estos requisitos les suponían a los autores, editoriales y al mismo pueblo de Dios.

Sigue leyendo