Archivo de la etiqueta: José Luis González-Balado

La santidad de una mujer pequeña pero de corazón grande

(David Cabrera Molino, en Libris Liberi). Madre Teresa de Calcuta es una de esas santas de nuestra Iglesia que cautiva. Por su vida, su testimonio y su fe. Quien se acerca a conocer su vida y su historia descubre rasgos de la santidad que Dios regaló en vida a esta mujer pequeña pero de corazón grande. Este libro –Madre Teresa de los Pobres– es un acercamiento a la santa, pero también a la mujer de carne y hueso. Es una obra extensa en contenidos. Y también repetitiva. Consta de dos partes bien diferenciadas. Sigue leyendo

El día a día con la sencilla espiritualidad de la Madre Teresa

(SP). 365 días con Madre Teresa es una selección de textos de la Madre Teresa, procedentes de cartas, consejos, directrices espirituales, conferencias, ruedas de prensa y entrevistas de la fundadora de las Misioneras de la Caridad, y de sus conversaciones con sus Hermanas y con colaboradores de su obra, que constituyen un fiel reflejo de la humildad y misericordia de la santa de los Pobres y de su entrega a los demás sin límites. Su ejemplo y su mensaje acompañarán al lector a través de estos pensamientos ordenados para cada día del año, le contagiarán de su caridad y su inmensa bondad y le acercarán así a Dios a través de los Pobres.

Con la Madre Teresa en un Seat 127

José Luis González-Balado y su mujer Janet Playfoot,
biógrafos y amigos personales de la santa, acudían a recogerla
al aeropuerto de Barajas en sus viajes a España.

(Mónica Arrizabalaga, en ABC). Sin equipaje. Así viajaba la Madre Teresa y así llegó a España por primera vez en 1976. Por su ayuda a los pobres de entre los pobres de Calcuta había recibido la condecoración más alta del Gobierno hindú o el premio Juan XXIII, pero cuando aterrizó en Madrid aquel el 3 de junio, pocos como José Luis González-Balado conocían a esta monja menuda envuelta en un sari blanco y una humilde chaqueta. Amigo personal y uno de los biógrafos más conocidos de Teresa de Calcuta, había acudido a recogerla al aeropuerto de Barajas junto a su mujer, Janet Playfoot, y su Seat 127 amarillo.

El jesuita José María Martín Patino, obispo auxiliar de Madrid, había avisado personalmente a González-Balado del paso de la Madre Teresa por la capital de España de camino a Roma, invitada por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón. «Martín Patino conocía mi primera biografía sobre Teresa de Calcuta y me avisó de su llegada a España. Hasta me enseñó la carta en la que la Madre Teresa aceptaba la invitación», recuerda hoy González-Balado con nitidez, pese a que a sus 84 años y enfermo de leucemia, los recuerdos se le agolpan en la memoria enredándose en ocasiones con las fechas.

Ya en su estancia en Italia años antes, el escritor, del que se siguen reeditando sus obras sobre la santa (Madre Teresa. La Santa que vio, amó y sirvió a Dios en los Pobres, Editorial San Pablo, julio 2016) se había interesado por la figura y la obra de Teresa de Calcuta. El regalo de aquel coche Lincoln blanco descapotable que el Papa Pablo VI hizo a las Misioneras de la Caridad tras un congreso eucarístico en Bombay en 1964, dando a conocer así su obra, despertó una curiosidad que le llevó a ver el documental del periodista británico Malcolm Muggeridge y a investigar los dichos y hechos de la Madre Teresa.

«En España no la conocía nadie», asegura mientras relata cómo al presentar su pasaporte el policía de la aduana le preguntó: «¿quién es esta monja?». «Le dieron un permiso extraordinario de 48 horas, pero dijo que apenas necesitaba 24 horas ya que debía proseguir su viaje a Roma», continúa.

Sigue leyendo

La canonización más esperada del año

(Alfa y Omega). La inminente canonización de Agnes Gonxha Bojaxhiu ha provocado el esperado boom editorial en torno a su figura. San Pablo ha apostado por lo seguro acudiendo a dos colaboradores de la Madre Teresa, autores de varios libros sobre ella. Madre Teresa de los pobres ofrece elementos biográficos básicos llenos de anécdotas y una completa presentación de la espiritualidad que imprimió a sus Misioneras de la Caridad. Se incluye un apéndice sobre personalidades cercanas a la próxima santa, incluidos los últimos Papas o nuestra reina Sofía.

Alfa y Omega 988 (28 de julio de 2016).

Anécdotas y citas que revelan la vida y el pensamiento de la Madre Teresa

(SP). Los autores de esta obra ofrecen al lector una amplia recopilación de anécdotas vividas por la Madre Teresa en el transcurso de muchos años al lado de los Pobres más pobres. Detrás de cada anécdota hay algo más que el simple recuerdo, ya que cada pasaje en la vida de la Madre Teresa es un fiel reflejo de su vida interior. Antecede a cada relato, además, una breve frase de la Santa, relacionada de algún modo con la anécdota a la que acompaña, y que ofrece la posibilidad de ir conociendo su pensamiento. El resultado final es una obra que permite descubrir cómo vivió y actuó Teresa de Calcuta, y celebrar la santidad de una mujer que descubrió a Dios en los Pobres.

Un catecismo de suprema actualidad

(Antonio Aradillas, en Religión Digital).- En la historia de la Iglesia, en la que también los pobres moraron, vivieron y fueron tratados como huérfanos de madres, y por supuesto, de padres, de vez en cuando aparecieron mujeres que los adoptaron con idénticos, y aún superiores, compromisos y responsabilidades que lo hicieran quienes los dieran a luz.

Por sí mismos, y por las instituciones y obras de carácter religioso que las hicieron perdurar, hubo “monjas” ontológicamente creyentes, definidas por la inmensa y gloriosa tarea de entrega a la maternidad. Madre Teresa de los Pobres, editado por San Pablo, y cuyos autores son José Luis González-Balado y su esposa Janet N. Playfoot, dan rigurosamente fe bibliográfica de una de las “madres de los pobres” más ejemplares que, por diversidad de circunstancias, se hace y se hará noticia en el mundo, sobre todo a consecuencia del proceso de canonización que la Iglesia concluirá el próximo mes de septiembre.

Es posible y explicable que tal noticia no resulte tan encomiable para algunos, convencidos de que, con los procesos canónicos de beatificación y canonización “oficiales” sufrieron graves sobresaltos, sometidos a los condicionamientos político-económicos y sociales que caracterizan a toda obra, en la que intervienen los humanos aunque sea “para elevar a otros al honor de los altares”. Precisamente por eso, en los primeros tiempos de la Iglesia, el pueblo- pueblo era el que beatificaba y canonizaba a determinadas personas, tan ejemplares por sus comportamientos como para que en esta vida, y ya muertos, en la otra, ser y actuar como mediadores ante Dios.

En realidad, con principios evangélicos y hermenéutica sagrada, la Madre Teresa de Calcuta no precisa ser canonizada oficialmente. La canonizó ya el pueblo, para el que fue, y es, heroico y santo modelo de vida, con efectiva intercesión ante Dios. A los gastos cuantiosos invertidos en los procesos curiales, a la burocracia exigida y a la muchedumbre de fieles, devotos y admiradores de sus virtudes, que se harán presentes en tan solemnes ceremonias, ni la propia Madre Teresa les aportaría el “Visto Bueno” de su complacencia.

Y el milagro, compromiso y testimonio religioso y humano que identificó a la Madre Teresa, y que se perpetúa en la fundación de sus “Misioneras de la Caridad”, fue nada más y nada menos que el de escribir siempre-siempre- con letras mayúsculas la palabra “POBRE”.

Se trata de un término, piedra angular de la Iglesia, también con apostólicas referencias fundacionales a “Pedro”, pero que el paso del tiempo e interpretaciones seudo -evangélicas y compromisos terrenales, escatimaron, desvirtuaron y previeron de tal modo, que se llega a dar la triste e inverecunda impresión de que la “casa” de la Iglesia a perpetuidad habrá de estar habitada por los ricos y aspirantes a serlo, y no por los pobres, pese a que el comportamiento de los amigos de Jesús predicaran y vivieran todo lo contrario.

El libro Madre Teresa de los Pobres es catecismo de suprema actualidad, conferida también por su publicación en el “Año Jubilar de la Misericordia”, término que etimológicamente significa “abrir el corazón al miserable”. Estas palabras de la Madre Teresa centran y valoran con fidelidad y amor la teología de la relación Iglesia- Pobres: “Dios siempre cuida de sus criaturas, pero lo hace a través de los hombres.

Si alguna persona muere de hambre o de pena, no es que Dios no la haya cuidado; es porque nosotros no hicimos nada para ayudarla, no fuimos instrumentos de su amor, no supimos reconocer a Cristo bajo la apariencia de ese hombre desamparado, de ese niño abandonado… Por nuestra parte, lo que deseamos con nuestra obra no es un choque de clases, sino un encuentro para que los ricos salven a los Pobres y los Pobres salven a los ricos”.

Antonio Aradillas

Religión Digital (29 de abril de 2016)

La biografía y el pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta

(SP). Este libro –Madre Teresa de los Pobres– aúna biografía y pensamiento de Teresa de Calcuta, que será canonizada por el Papa Francisco el 4 de septiembre de 2016, en el transcurso del Año Jubilar de la Misericordia. A la narración, en un estilo ameno y ágil, de su vida, sigue una amplia recopilación de escritos que permiten conocer y comprender su modo de vivir con alegría la entrega y el servicio a los pobres y desfavorecidos del mundo. Son textos que recogen las palabras que la Madre Teresa ha dirigido a sus Hermanas y a sus colaboradores en escritos, conferencias, entrevistas, ruedas de prensa y conversaciones privadas.

El libro se complementa con un pliego de 8 páginas de fotografías, y dos apéndices, dedicados a glosar cronológicamente los momentos y hechos destacados de la vida de la Madre Teresa y a hacer una relación de las personas que más se distinguieron en su colaboración y afecto por la futura Santa (hermanas, colaboradores, papas, la reina Doña Sofía…).

Pablo VI según las palabras de testigos directos de su vida

(Ildefonso Camacho, en Proyección). Estamos ante Pablo VI, una biografía del papa que tuvo que dirigir a la Iglesia en los años difíciles del Concilio y del primer posconcilio, y que fue recientemente elevado a los altares (19 de octubre de 2014). Pero sus autores no pretenden competir con las grandes biografías ya existentes, sino ofrecernos una semblanza de Pablo VI desde un no disimulado entusiasmo hacia su figura. Una aportación interesante de este libro es el esfuerzo por hacer hablar en él a testigos directos de la vida de Pablo VI, que salpican muchas de sus páginas y las dotan de una frescura que hace muy agradable la lectura. Aunque en el primer capítulo se traza ya una semblanza de él, en los restantes se van recorriendo las sucesivas etapas de su vida de una forma bastante equilibrada. Solo los dos últimos capítulos se ocupan de su pontificado, uno de ellos dedicado al cónclave y a la elección, el segundo a ofrecer un somero relato de cómo Pablo VI tomó las riendas de la Iglesia. Más que ante un relato detallado, estamos ante un retrato construido a brochazos, pero que se lee con mucha facilidad y que dejará una grata impresión en el lector.

Ildefonso Camacho

Proyección 257 (abril-junio de 2015) 235.

Un libro que ayuda a mejor comprender a Pablo VI

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). En septiembre la Editorial San Pablo distribuyó otro libro del matrimonio González-Balado–Playfoot Page referido al Beato Pablo VI. Lo reseñé en Betania en el número 855, de 19 de octubre, la misma fecha, asimismo, de la beatificación del Pontífice. Cuando llegó el presente volumen creí que era el mismo, simplemente corregido y aumentado.

Pero no: es un libro muy redondo y lleno de datos y de citas que ayudan a mejor comprender a tan gran pontífice: a Pablo VI. Era curioso que la Editorial San Pablo aprovechara la edición temprana del primer libro citado titulándolo Beato Pablo VI, lo cual –sin duda– le añadiría gran tirón a las ventas. Este libro me gustó porque, entre otras cosas, centró el tema de las dificultades de Pablo VI con el régimen de Franco y, además, situó una serie de opiniones de periodistas y comunicadores españoles que retrataban ese problema del franquismo con Pablo VI.

Realmente, el nuevo libro del matrimonio González-Balado–Playfoot Page abunda –como no podría ser de otra forma– en alguno de los temas planteados en el primero, pero –como decía– no es una continuación. Tiene su propia factura y contenido de gran recorrido. Los autores son admiradores a tope del Papa Montini… Es posible que las reservas permanentes de Franco y de su círculo político y familiar más próximo respecto a Pablo VI no cesaron nunca y que evitaron su visita a España, a pesar de los buenos oficios del entonces embajador español en la Santa Sede, Antonio Garrigues-Walker y Díaz-Cañabate. En fin, sirva el recordatorio que don Antonio Garrigues cumplió cien años y un mes. Y fue un gran diplomático y personalidad de muchos brillos en tiempos difíciles como fueron los del franquismo.

Y respecto a la relación entre Pablo VI y Francisco Franco aparece el cruce de cartas entre ambos sobre la renuncia del Jefe del Estado español a la presentación previa de futuros obispos solicitada por el Pontífice. Franco le contestó clara y llanamente que no y se refugió en que ese privilegio lo tendría que suspender un nuevo Concordato. Y es llamativo que Franco justificara en su carta la rebelión militar contra la II República, cosa que, por supuesto, no debió hacer gracia alguna a Montini.

Creo que hay varios aspectos muy defendidos por los autores respecto a Pablo VI. Se enfatiza la larga amistad de Montini con Angelo Roncalli, Juan XXIII y que esta se mantuvo durante muchos años; Juan Bautista Montini fue el primer cardenal creado por Juan XXIII y el Papa Juan siempre pensó que si Montini hubiera sido cardenal en el cónclave que le eligió, la elección hubiera recaído sobre el prelado de Brescia.

Otro aspecto es la condición sacerdotal a ultranza de Montini, y que nunca fue un alto cargo al uso de la plataforma curial romana; vivió con enorme austeridad y siempre que le era posible asumía su condición de sacerdote en varias parroquias de Roma. Tiene, además, el libro un documento salido del puño y letra de Pablo VI de Como tienen que ser los sacerdotes. Y, finalmente, otro tema de enorme importancia es la admiración del Papa Francisco por Pablo VI y como ha imprimido nuevos dinamismo a la canonización de san Juan XXIII y a la beatificación de Pablo VI. Y hay una confesión de Francisco –publicada en una nota– sobre sus dudas de revestirse de blanco o de rojo para la canonización del Papa Pablo, en alusión clara al martirio que fue la vida de Juan Bautista Montini y que no todos han reconocido.

Mucha información y mucho dato. Excelente sus notas a pie de página, tal como se menciona un poco más arriba. Sinceramente creo que los autores han reunido mucho material que será muy importante en el trazado de próximas biografías del futuro santo, cuya canonización puede llegar muy pronto tal como se comenta en círculos solventes de la Ciudad del Vaticano.

Ángel Gómez Escorial

Betania 860 (23 de noviembre de 2014).

El testimonio de un hombre de Dios al servicio del Reino

(Miguel Ángel Escribano Arráez, en Iglesia Hoy – Franciscanos). En este número de la revista queremos hacer nuestro particular homenaje al Beato Pablo VI, y os presentamos esta obra, dentro de la colección «Testigos» de la editorial San Pablo que nos presenta a un papa claramente incomprendido en los tiempos posteriores a su pontificado.

El libro no quiere sino presentar a un Pontífice que han tenido que pasar los años para que seamos capaces de valorar lo que supuso su pontificado para la vida de la Iglesia. Los que lo conocieron sabía que el tiempo haría que se valorase su vida y sobre todo que se superase la mala comparación que siempre se le hizo con Juan XXIII. Los dos fueron necesarios para que se diese y concluyese el Concilio Vaticano II, sin el inicio del uno no se hubiese podido dar la conclusión del otro.

Sus orígenes de familia cristiana, y con buenos amigos sacerdotes del oratorio que influyeron en su decisión de ser sacerdote es lo que le condujo a estudiar teología sin vivir en el seminario, dada un delicada salud. Por tanto, fue ordenado sin pasar por el seminario.

Su misión en la vida diplomática no fue fácil, ni los estudios en Roma para poder llegar a desempeñar una tarea que la Iglesia le encomendó desde el principio. Es importante como la obra nos va mostrando cual es el talante del Papa a través no sólo de la redacción de acontecimientos sino sobre todo de las cartas que él iba escribiendo en cada momento de su vida, especialmente la que dirigía a sus padres.

Resalta de un modo especial la obra la relación con Pío XII, y la defensa que de su memoria hizo. También es importante como es nombrado y le influyó su nombramiento como arzobispo de Milán. Su toma de posesión bajo la lluvia, su cercanía con los fieles y la densidad y profundidad de su discurso marcaron a las claras cuál iba a ser su relación con los fieles de aquella archidiócesis.

Su elección como pontífice siempre, como en cada elección trabajada por unos y por otros, por él no buscada, todo queda en la ficción del momento, lo cierto es que eligió el nombre de Pablo por el gran conocimiento que del Santo había tenido en su vida, y que desde el primer momento quería coronar la gran obra iniciada por su antecesor.

Siempre quedará en su pontificado lo dinámico de sus primeros diez años, es el primer papa que viaja a Tierra Santa, pero también los duros cinco últimos años en los que el rechazo de la Humanae vitae y una salud muy deteriorada llevó a que él mismo considerara la posibilidad de renunciar, sin embargo no lo hizo y no por ello su vida dejó de ser una vida llena de actos proféticos.

En definitiva una obra sencilla de leer que no busca presentar la obra de este nuevo beato de la Iglesia, sino sobre todo el testimonio de un hombre de Dios que desde el primer sí estuvo al servicio del Reino.

Miguel Ángel Escribano Arráez, OFM

Iglesia Hoy – Franciscanos (noviembre de 2014) 31.