Archivo de la etiqueta: José Miguel Cejas

Un enfoque nuevo

(Francisco Armenteros Montiel, en Vida Nueva). “No nos engañemos: en la vida nuestra, si contamos con brío y con victorias, deberemos contar con decaimientos y con derrotas. Esa ha sido siempre la peregrinación terrena del cristiano, también la de los que veneramos en los altares. ¿Os acordáis de Pedro, de Agustín, de Francisco? Nunca me han gustado esas biografías de santos en las que, con ingenuidad, pero también con falta de doctrina nos presentan las hazañas de esos hombres, como si estuviesen confirmados en gracia desde el seno materno. No. Las verdaderas biografías de los héroes cristianos son como nuestras vidas: luchaban y ganaban, luchaban y perdían. Y entonces, contritos, volvían a la lucha”. Sigue leyendo

Hijo de Dios en Cristo

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Un libro póstumo del periodista José Miguel Cejas es el dedicado a trazar una semblanza del santo fundador del Opus Dei: Cara y cruz: Josemaría Escrivá (Ed. San Pablo). El autor conoció a Escrivá en 1967 y tuvo la oportunidad de escucharle en los años siguientes; y, aunque ya había redactado una biografía suya, la de ahora tiene en cuenta no solamente los documentos, las impresiones y los testimonios sobre el fundador del Opus Dei ya recogidos en obras fundamentales como la de Andrés Vázquez de Prada, sino también sus propias experiencias y recuerdos y las respuestas de las muchas gentes con las que se entrevistó. Cejas manifiesta que trató de mostrar la cara y cruz de Escrivá, sus virtudes y defectos, sus alegrías y sus penas, y sus desvelos y respuestas al drama de la pobreza e injusticias que sufren millones de personas en todo el mundo. Este último aspecto es recurrente en las páginas del libro, quizá en un afán de contrarrestar las críticas que se han hecho al Opus Dei. El santo fundador y el Opus Dei por él fundado sufrieron desgracias, injusticias, incomprensiones, infamias, maledicencias y múltiples persecuciones, tanto en vida como después de muerto. Su existencia transcurrió entre éxitos y fracasos si se miran bajo el aspecto puramente humano, pero, por la fe, se sabía hijo de Dios en Cristo y necesitaba identificarse con él en la cruz.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.889 (24 de junio de 2017) 19.

Semblanza extensa, documentada y amena de san Josemaría

(Diego Pacheco, en Palabra). Aparece ahora esta nueva obra póstuma de José Miguel Cejas, prolífico escritor recientemente fallecido, autor de numerosas biografías, entre ellas alguna de san Josemaría Escrivá anterior a ésta. Cara y cruz es, sin embargo, una semblanza bastante extensa y documentada, pero en cuyo estilo se sigue apreciando la amenidad aventurera característica del autor.

Señala el propio Cejas en la introducción que “junto a mi visión particular sobre esta figura de la Iglesia”, se ofrecen aquí impresiones y testimonios de muchos que convivieron con el fundador del Opus Dei recogidos en las dos últimas décadas. Sigue leyendo

Un libro de provechosa, imprescindible y gananciosa lectura

(Antonio Aradillas, en Religión Digital). Cara y cruz es el título del libro de la editorial San Pablo, a cuya sombra se encobija en esta ocasión la figura de san Josemaría Escrivá, de la mano de su autor –recientemente fallecido– José Miguel Cejas, “periodista polifacético, doctor en Ciencias de la Información y miembro fundador de “Solidaridad Universitaria Internacional”, una ONG, dedicada a la atención de niños y jóvenes marginados en barrios de Madrid y México DF y otras ciudades centroamericanas”.

Cara y cruz –académicamente “anverso o y reverso de una moneda o medalla”– define a la perfección el propósito de su autor, cuya intención al redactarlo no fue otra que la de presentar “una semblanza amena y documentada de san Josemaría Escrivá en la que se muestra la cara y la cruz de este sacerdote canonizado por san Juan Pablo II en 2002; sus virtudes y sus defectos, sus alegrías y sus penas, junto a sus respuestas al drama de la pobreza que sufren millones de personas en todo el mundo”. Sigue leyendo

Semblanza del fundador del Opus Dei

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Cara y cruz es el libro póstumo de José Miguel Cejas fallecido el 4 de febrero del pasado año. Y esta obra póstuma es una biografía de San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Ya José Miguel había escrito varias biografías de San Josemaría a lo largo de los últimos, bien en solitario o acompañado de otros autores o autoras. Y en diferentes formatos. Periodista y escritor ha sido una persona muy conocida y apreciada. Esta obra póstuma suya es de gran formato.

Yo creo –es una opinión personal– que Cejas estaba preparando su obra maestra, su mejor libro y este no podía ser otro que una semblanza del fundador de la Obra, del Opus Dei, a la que pertenecía. Y es en epílogo de la obra en la que José Miguel Cejas quiere reflejar el leitmotiv de su obra: «Cara, cruz. ¿Triunfo y fracaso?». Y que un relato muy especial en que narra los éxitos y fracasos del Fundador. Resume todo lo que hizo y lo que no pudo hacer. Por supuesto que no a aconsejo –para nada– comenzar a leer el libro por el final. Ni siquiera adentrarse en el reflejo del índice, por cierto muy bien hecho…

Lo mejor es comenzar la casa por los cimientos y este libro de José Miguel Cejas por el principio, sin más “búsquedas”. Es un relato “lento” y bello de la vida de un personaje notable, sin duda. Persona muy conocida y debatida en España, sobre todo por razones políticas en los años –no fáciles– de una larguísima postguerra. Pero, tal vez, para esas personas todavía imbuidas en el retrato político del Opus Dei, les convendría leer el libro de Cejas. Porque, en cualquiera de los casos, es también es la historia del Opus Dei. Y es que, además, José Miguel Cejas quiso que la objetividad adelantara al cariño…

Y otra cosa, los anexos de la obra contienen datos de interés que se agradecen. Es de suponer que dentro de un tiempo publicaré una “segunda lectura” de este Cara y cruz. Merece la pena.

Ángel Gómez Escorial

Betania 958 (6-8 de enero de 2017)

La obra póstuma de José Miguel Cejas sobre san Josemaría

(SP). ¿Fue la vida de Josemaría Escrivá una vida de éxito o de fracaso? Desde esa clave paradójica, José Miguel Cejas, escritor y periodista, analiza la existencia y el mensaje de este sacerdote canonizado por san Juan Pablo II en 2002, conocido en los cinco continentes por ser el fundador del Opus Dei, por sus libros de espiritualidad y por las numerosas iniciativas que impulsó. El resultado es Cara y cruz, una semblanza amena y documentada, apoyada en numerosos testimonios, recuerdos, fuentes directas y experiencias personales tanto del autor como de otras personas, que muestra la cara y la cruz de san Josemaría, analiza sus virtudes y sus defectos y se detiene en sus respuestas al drama de la pobreza que sufren millones de personas en todo el mundo.

Sigue leyendo

Los rasgos más relevantes del beato Álvaro del Portillo

(Onésimo Díaz, en Schede). José Miguel Cejas, escritor y periodista polifacético fallecido el 4 de febrero de 2016, ha publicado relatos, ensayos y, sobre todo, biografías, como las vidas de los doctores Cofiño y Moscati y sobre el sacerdote José María Somoano y María Ignacia García Escobar, una de las primeras mujeres del Opus Dei.

En este nuevo libro se propone mostrar los rasgos más relevantes de la vida del beato Álvaro del Portillo. De modo ameno, el autor dibuja un perfil humano del biografiado a través de entrevistas realizadas a tres de los ocho hermanos: Pilar, Teresa y Carlos. También ha conversado con compañeros del colegio y de la escuela de ingenieros: Javier García de Leániz, Ángel Vegas, Manuel Pérez Sánchez, entre otros.

Cejas utiliza y cita las obras de otros autores sobre el biografiado (Bernal, Medina, Scott y Tolansky, por ejemplo). Intercala anécdotas, sucedidos y comentarios que facilitan la lectura y la comprensión de los hechos.

El libro se divide en veinticinco capítulos breves que permiten una aproximación cronológica al personaje. Familia, estudios, trabajo, encuentro con el fundador del Opus Dei, secretario general del Opus Dei, ordenación sacerdotal, años en Roma junto al fundador, la vida tras la muerte de san Josemaría. Cabe destacar el capítulo 10 «Durante el Concilio» (pp. 58-66) en el que Cejas da unas pinceladas sobre el papel jugado por Mons. Del Portillo en el Concilio Vaticano II. En las páginas dedicadas a sus viajes evangelizadores por los cinco continentes como prelado, el autor selecciona palabras de encuentros sobre temas variados. También vale la pena destacar las iniciativas sociales impulsadas por el beato Álvaro que el autor recoge en varios capítulos.

En resumen, un libro breve y ameno, que consigue plasmar la vida y la obra del beato Álvaro del Portillo a partir de entrevistas y de textos con un estilo ágil y atractivo.
Como botón de muestra, véase el primer capítulo en el que presenta recuerdos
de su hermana Pilar del Portillo y el último en el que plasma impresiones de su
sobrino misionero Miguel Ángel Niño del Portillo. Al final se añade una cronología
con fechas decisivas de la vida del biografiado y de hechos de la historia de la Iglesia
y del Opus Dei.

Onésimo Díaz

Schede – Studia et Documenta 10 (2016) 486-487.

La ejemplaridad de una vida entregada al servicio de la Iglesia

(Teófilo Viñas, en La Ciudad de Dios). Saber que José Miguel Cejas es doctor en Ciencias de la Información y escritor, y que entre sus escritos figuraban varios libros de relatos y de ensayo, así como también numerosas biografías, nos garantizaba que la obra que ahora presentamos nos iba a proporcionar momentos de gozosa lectura. Y, efectivamente, al terminar el último de los breves capítulos que hace el número 25 y lleva por título «un amigo en el cielo», mis esperanzas han sido plenamente colmadas.

El autor ha sabido trenzar magistralmente un relato biográfico del Beato Álvaro del Portillo a base de testimonios interesantísimos de testigos que lo conocieron muy bien. Un relato que va desde la infancia hasta su muerte en 1994. Entre todos esos testimonios yo me quedaría, sobre todo, con lo que dijeron de él san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, y el Papa Juan Pablo II. Éste había afirmado de él, tras su muerte: «Fue un ejemplo de fortaleza, de confianza en la providencia divina y de fidelidad a la Sede de Pedro».

Subraya J. M. Cejas que Don Álvaro del Portillo tuvo el coraje de abandonar su profesión como ingeniero de caminos, al convencerse de que el Señor le llamaba al sacerdocio a través de la palabra y la vida del fundador del Opus Dei. Ordenado en 1944, bien se puede decir que se transformó en su mano derecha, para terminar siendo su primer sucesor en el gobiemo de la Obra en 1975.

En 1982 Juan Pablo II erige el Opus Dei en prelatura personal, confiriendo la ordenación episcopal a Don Álvaro. Lo que sí hay que decir es que, antes y después de su elevación episcopal, fue un incansable apóstol que, llevado por su amor a la Iglesia y a pesar de que su salud era un tanto débil, no paró en sus numerosos viajes a los más diversos países con el fin de llevar la llama misionera de la Obra; y si ésta hoy está presente en casi todos los países del mundo se lo debe a Don Álvaro del Portillo.

Su beatificación el día 27 de septiembre de 2014 en Madrid ha sido el capítulo final, con el que la Iglesia ha querido proclamar la ejemplaridad de una vida entregada a su servicio. Nos lo cuenta el autor en el capítulo 25, tras el cual siguen catorce páginas cronológicas con las fechas más relacionadas con el nuevo Beato.

Teófilo Viñas

La Ciudad de Dios CCXXVIII (2015) 46.

José Miguel Cejas y el beato Álvaro del Portillo

(Juan Manuel Cañamero González, en sanjosemaria.org). El refranero popular es sabio. Son miles los refranes que se hacen notar en nuestra cabeza cuando intentamos expresar algo con ponderación, pero a mí se me ha venido a la cabeza, casi de forma instantánea, uno que definiría la figura del Beato Álvaro del Portillo: De casta le viene al galgo. Fue leyendo el libro de José Miguel Cejas editado por San Pablo y titulado Álvaro del Portillo. Al servicio de la Iglesia, una preciosa biografía del fiel sucesor de San Josemaría y primer Prelado y Obispo del Opus Dei, beatificado el 27 de septiembre pasado en Madrid.

Menciono lo de la casta, porque Ramón, abuelo del Beato Álvaro, casi pierde la vida en el transcurso de la Revolución Mexicana. Se salvó gracias a que los revolucionarios le ayudaron a salir del país, porque sabían que se había preocupado por elevar el nivel de vida de los campesinos, siendo él un patrón venido a menos; pero eso no le importó: lo que realmente quería era una sociedad más justa, solidaria y pacífica para todos.

Mucho viajó el Beato Álvaro del Portillo, para lograr estos objetivos, por los cinco continentes. “Supo conjugar una intensa vida espiritual, fundada sobre la fiel adhesión a la roca que es Cristo, con un generoso empeño apostólico que lo convirtió en un peregrino” por todo el mundo, siguiendo “las huellas de San Josemaría, merecedor de la frase bíblica del Libro de los Proverbios: “Vir fidelis multum laudabitur” (El hombre fiel será muy alabado)”, escribe de él el Santo Padre Francisco.

Sigue leyendo

Un hombre cordial, humilde y cercano

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Cuando todavía no se han apagado los ecos de la beatificación de Álvaro del Portillo –tuvo lugar el sábado pasado– traemos a la sección de «El Libro de la Semana» esta biografía del nuevo beato escrita por el escritor y periodista, José Miguel Cejas. Se trata de una biografía muy lineal –en la mejor acepción de esta palabra– escrita en estilo sencillo, y narrada con un muy adecuado sentido cronológico.

En realidad la vida de don Álvaro del Portillo ya se ha contado muchas veces por estar especialmente adosada a la del Fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá. Pero, obviamente, existía la necesidad de hacer este trabajo ya con una cierta perspectiva en el tiempo y en el espacio. No se olvide que el beato Álvaro del Portillo habría cumplido cien años en el pasado 11 de marzo.

José Miguel Cejas ha buscado el recurso de los testimonios de familiares y gentes que trataron en cercanía a don Álvaro y eso da especiales brillos al libro. Nosotros mismos –y en la sección de Reportaje– mantenemos en la presente edición el excelente texto de Antonio García-Moreno, profesor emérito de la Facultad de Teología, que narra una experiencia suya con el beato.

Y esos testimonios recogen las buenas características de don Álvaro como hombre cordial, humilde y cercano pero que sabía hacer trabajar con eficacia a los equipos que colaboraban con él. Y también la enorme labor de colaboración con la Santa Sede y los diferentes pontífices. Hay que recordar la gran amistad que tuvo con San Juan Pablo II, que le ordenó obispo y que acudió –en el mismo día del fallecimiento del nuevo beato– a rezar ante sus restos en la Casa Prelaticia de Roma.

Es obvio que José Miguel Cejas no ha escrito un libro para el consumo interno de los miembros del Opus Dei o de sus simpatizantes, sino para todo el mundo y así tiene la obra un sencillo carácter divulgativo que lo hace de muy fácil lectura y además rápido. Yo mismo lo «consumí» en unas pocas horas y me pareció muy ameno y extraordinariamente útil.

Ángel Gómez Escorial

Betania 853 (5 de octubre de 2014)