Archivo de la etiqueta: Mambré

El amor de Dios asume también el rostro de las mujeres

(El Ciervo). Detrás de la pregunta de respuesta evidente –¿Dios ama a las mujeres?– la autora cuestiona la dificultad de aceptar que el amor de Dios asume también el rostro de las mujeres. Anne Soupa relee el relato de la Creación, repasa el papel determinante de algunas mujeres en la Biblia y la actitud de Jesús hacia ellas.

En un segundo momento la autora analiza la mirada que propone el Vaticano II y el magisterio de los últimos 50 años.

 

El Ciervo 765 (septiembre-octubre de 2017) 45.

Lo afectivo es lo efectivo

(María José Pérez, en Vida Nueva). Este nuevo libro del franciscano Javier GarridoPedagogía de la afectividad cristiana– nace de una certeza constatada a lo largo de más de treinta años de acompañamiento espiritual, tanto de personas como de grupos: «La cuestión central de la existencia humana es el mundo afectivo».

La obra que nos ocupa parte de una premisa: «Creer que Dios quiere y puede comunicarse conmigo personalmente». Dios ha querido establecer con nosotros una relación de amor, y en la respuesta a esa relación nos jugamos lo más auténtico de la vida. Pero estas páginas no son solo para creyentes, sino también para buscadores. Sigue leyendo

Vivir para amar, amar para vivir

(SP). Vicente Borragán Mata nos ayuda con Un canto al amor a valorar y analizar la importancia de las cosas y compararlo con el motor del mundo que es el amor. El amar con toda el alma de una forma incondicional y amar también a nuestro prójimo como auténticos cristianos nos hace comprender el significado de la palabra amor y entender lo que Dios siente por nosotros. «Dios» y «amor» son dos conceptos absolutamente inseparables, porque él es amor. Una obra esencial que recoge todos los valores del amor en la tradición cristiana.

Una corriente de aire fresco

(José Luis Vázquez Borau, en Actualidad Bibliográfica). El dominico Vicente Borragán Mata nos ofrece con este esclarecedor texto un balance y explicación de La Renovación Carismática, después de medio siglo de su existencia. Y esto lo hace mediante ocho capítulos. En el primero, La Renovación Carismática: Orígenes y expansión, nos dice que a partir del Concilio Vaticano II una corriente de aire fresco ha bañado a la Iglesia por entero: “Una corriente de gracia se ha abatido sobre la Iglesia como un vendaval o como un tsunami desbordante, y millones de vidas han sido cambiadas por el poder del Espíritu” (pág. 11). Sigue leyendo

Una enorme corriente de gracia

(A. Montero, en Studium). Este nuevo libro del P. Borragán sale a la luz por un motivo muy importante para él y para los miembros de La Renovación Carismática: en los días 17 al 19 de febrero de 2017, la Renovación Carismática cumplió cincuenta años de su aparición en esta tierra, concretamente, en una mansión llamada El Arca y la Paloma, cercana a la ciudad de Pittsburg, en los Estados Unidos. Este Movimiento, a decir del autor, ha sido atacado y ridiculizado a lo largo de estos años por personas que no lo conocían, pero es una realidad que ha transformado la vida de millones de hombres y mujeres, y hoy se encuentra asentada prácticamente en todo el mundo. Sigue leyendo

La escena cumbre y más significativa del Evangelio de Marcos

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Relativamente ya cercano el paso del Ciclo A al Ciclo B nos ha parecido seleccionar este Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? para su reseña. San Marcos es el autor evangélico del B y le iremos leyendo durante los meses de dicho ciclo. Su autor, Luis Ángel Montes Peral ha elegido precisamente reflejar las últimas palabras de Jesús de Nazaret reflejadas por Marcos en su evangelio. Pero, además, realiza un análisis sobre la pasión del Salvador en el “ambiente”, en el lenguaje que San Marcos despliega en sus escritos con su precisión y sencillez, lo cual supone un contraste. Sigue leyendo

Volver a mirar el evangelio con un corazón iluminado y vinculado

(Francisco J. Caballero, en Vida Religiosa). En el afán de vincular afecto y Palabra, Javier Garrido presenta Pedagogía de la afectividad cristiana, una interesante vuelta al modo en cómo oramos y hacemos nuestras las palabras de los salmos y del evangelio. Nos recuerda que los salmos son oraciones, muchas de ellas rezadas por el propio Jesús, que necesitan ser acogidas por las personas orantes no tanto a nivel racional, sino más bien, a nivel afectivo-relacional La fe no es un interpretación de una serie de hechos o escritos, sino una luz que se nos regala para ver la presencia creadora y salvadora de Dios en la historia. Este libro es una buena herramienta para rezar con los salmos y el evangelio desde una clave humana y encarnada. Y es el fm que el mismo autor pretende: volver a mirar los salmos y el evangelio con un corazón iluminado y vinculado.

Francisco J. Caballero

Vida Religiosa 123/7 (julio de 2017) 46.

Reflexiones pastorales y espirituales para crecer en la fe

(SP). El título de esta obra, Pedagogía de la afectividad cristiana. Salmos y evangelios, señala con claridad su contenido: la relación afectiva con Dios a la luz de la Palabra. Javier Garrido, que muestra una clara preocupación pastoral y pedagógica, ha seleccionado los salmos y los evangelios y ofrece pistas e indicaciones para leer, meditar y orar con ellos y aprender así a vivir mejor la relación con el Padre y el Hijo en el Espíritu Santo. No hay mejor aprendizaje de afectividad creyente que los salmos, con los que la Iglesia expresa su relación con Dios, y los evangelios, revelación de la persona de Jesús, con los que el discípulo cristiano hace el camino de conocer y amar a Jesús, «el camino, la verdad y la vida».

Las mujeres galileas y la continuación del mensaje

«Según Marcos, las mujeres galileas fueron las únicas entre los discípulos que acompañaron a Jesús en la cruz, aunque fuera “desde lejos” (15,40). Ellas hicieron suya la confesión del centurión, conservaron la esperanza y se convirtieron en las primeras destinatarias del mensaje de la resurrección el día de la Pascua.

“Temblando y fuera de sí” (16,8) supieron que algo grande estaba pasando y que el mensaje recibido en torno a su Maestro adquiría todos los visos de verdad. Jesús no había muerto en balde, ya que de su muerte salía la vida para ellas y para cada uno de los hombres que creen en él. Aunque en un primer momento no tuvieron arrestos para difundir el mensaje por el temor religioso que les embargaba (16,8), estamos seguros, siguiendo a los evangelistas (Mt 28,8; Lc 24,10; Jn 20,18), de que muy pronto lo hicieron (16,10), convirtiéndose en las primeras anunciadoras de la Pascua. Sigue leyendo

Momento cumbre del relato de la pasión

(SP). Las palabras de Jesús en la cruz, recogidas por el evangelista Marcos en su idioma original, tal como fueron gritadas por el Crucificado instantes antes de dejar este mundo, dan título a esta meditación centrada en la memoria fehaciente del último día de la vida de Jesús de Nazaret: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Luis Ángel Montes Peral se acerca al relato de la Pasión indagando en la singularidad literaria del texto de Marcos, haciendo una interpretación del conjunto y profundizando en la significación teológica de la muerte de Jesús. Finalmente, explica que, en la muerte de Jesús, Marcos «reconoce la irrupción de la gloria del Crucificado y su entrada triunfal en la comunión definitiva con el Padre». Sigue leyendo