Archivo de la etiqueta: Mambré

Una corriente de aire fresco

(José Luis Vázquez Borau, en Actualidad Bibliográfica). El dominico Vicente Borragán Mata nos ofrece con este esclarecedor texto un balance y explicación de La Renovación Carismática, después de medio siglo de su existencia. Y esto lo hace mediante ocho capítulos. En el primero, La Renovación Carismática: Orígenes y expansión, nos dice que a partir del Concilio Vaticano II una corriente de aire fresco ha bañado a la Iglesia por entero: “Una corriente de gracia se ha abatido sobre la Iglesia como un vendaval o como un tsunami desbordante, y millones de vidas han sido cambiadas por el poder del Espíritu” (pág. 11).

En el segundo capítulo se aborda el tema de ¿Qué es la Renovación Carismática?, afirmando que lo que ella reaviva no son en primer lugar los carismas, sino la presencia y la experiencia del Espíritu en nuestra vida: “La Renovación Carismática es como un derramamiento poderoso y gratuito del Espíritu para renovar la vida de la Iglesia, pueblo de Dios, para llevar a los hombres a un encuentro personal con Jesús como señor y Salvador, para sumergirlos en el mar infinito de su vida y de su amor, para hacerlos vivir en la gratuidad y en la alabanza, y para hacerlos recorrer los caminos del mundo con la fuerza de su gracia, de sus dones y de sus carismas” (pág. 37).

En el capítulo tercero se aborda el tema El bautismo en el Espíritu donde se afirma que “el que fue bautizado ‘en agua y en Espíritu’ quiso que todos fuéramos bautizados en él; el que vio descender al Espíritu y reposar sobre él quiso que también descendiera y reposara sobre nosotros para sumergirnos en su gracia y en su vida” (pág. 67). Pero como la mayoría de los cristianos viven una vida muy lánguida, “por eso es necesario hablar de un nuevo Pentecostés, de un bautismo en el Espíritu , de una efusión o de una irrupción del Espíritu que saque a flote todas las gracias, dones y carismas derramados en el alma el día del bautismo, que deberían haberse desarrollado en todo su esplendor, pero que se han quedado en estado latente, en semilla sin florecer” (pág. 88). Para conseguir este fin se propone hacer un seminario de la vida en el Espíritu para preparar el corazón para un encuentro personal con Jesús, que suele durar siete semanas y recibir, después, el bautismo en el Espíritu.

En el capítulo cuarto se aborda el tema de Los efectos del bautismo en el Espíritu, que antes o después se manifiesta en cada uno: “Los efectos del bautismo en el Espíritu se van notando poco a poco, como cuentagotas, pero van madurand0o lentamente en el alma como una semilla en la tierra” (pág. 108). Y así van surgiendo los carismas: a) sabiduría: “una palabra puesta por el Espíritu en la boca de alguno de los fieles para iluminar y orientar a la Iglesia, a una comunidad o un grupo en los momentos en que hay que tomar una decisión importante, hacer frente a una necesidad concreta o un plan que viene del Señor” (pág. 130); b) ciencia: “una iluminación del entendimiento para conocer un hecho o para pronunciar una palabra que se percibe con claridad que procede de Dios, ya que se insinúa tenaz y persistentemente en el que la recibe, y solo se desarrolla y precisa cuando se atreve a abrir la boca para formularlo públicamente” (pág. 132); e) fe: “creer confiadamente que sucederá lo que hagamos o hablemos en un momento determinado en nombre de Jesús” (pág. 132); d) curaciones: “la curación de enfermos no fue solo una promesa para las primeras generaciones, sino que forma parte del mensaje fundamental del evangelio” (pág. 133); e) milagros; f) profecía: “Por ese carisma Dios toma posesión de algunos hombres para hacerlos instrumento de su palabra, transmitir su mensaje y edificar a su pueblo” (pág. 135); discernimiento de espíritus: “saber distinguir lo auténtico de lo falso” (pág. 135); lenguas: “es dado por el espíritu para transmitir un mensaje al grupo de parte de Dios. Por eso es necesario que sea seguido de una interpretación, que puede ser hecha por la misma persona o por otro miembro de la comunidad” (pág. 139); interpretación: “el intérprete siente que el espíritu le da un conocimiento intuitivo del mensaje transmitido en lenguas y lo comparte con la asamblea” (pág. 142). Finalmente, el carisma de los carismas: el amor.

En el capítulo quinto, La gratuidad, fundamento teológico de la Renovación, se recuerdan las palabras de San Agustín: “La gratuidad es la acción de Dios por la que, en su inescrutable sabiduría, visita a los hombres con independencia de sus esfuerzos y suméritos y les impulsa amorosamente hacia el bien” (pág. 174).

En el capítulo sexto, ¿Cómo funciona la Renovación Carismática?, se explica que los grupos se reúnen una vez por semana y “suelen distinguirse cuatro momentos principales: la alabanza, la enseñanza o instrucción, los testimonios y las peticiones. La oración termina con el rezo del padrenuestro y la despedida” (pág. 197). Y se remarca que “la alabanza es como el documento de identidad de la Renovación frente a todos los movimientos y realidades de la Iglesia” (pág. 200).

Y se concluye el texto con los dos capítulos siguientes: Críticas y peligros y ¿Hacia dónde va la Renovación? Una buena exposición del profesor Vicente Borragán Mata para entender este nuevo Pentecostés.

José Luis Vázquez Borau

Actualidad Bibliográfica (enero-junio de 2017) 97-99.

Una enorme corriente de gracia

(A. Montero, en Studium). Este nuevo libro del P. Borragán sale a la luz por un motivo muy importante para él y para los miembros de La Renovación Carismática: en los días 17 al 19 de febrero de 2017, la Renovación Carismática cumplió cincuenta años de su aparición en esta tierra, concretamente, en una mansión llamada El Arca y la Paloma, cercana a la ciudad de Pittsburg, en los Estados Unidos. Este Movimiento, a decir del autor, ha sido atacado y ridiculizado a lo largo de estos años por personas que no lo conocían, pero es una realidad que ha transformado la vida de millones de hombres y mujeres, y hoy se encuentra asentada prácticamente en todo el mundo. Sigue leyendo

La escena cumbre y más significativa del Evangelio de Marcos

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Relativamente ya cercano el paso del Ciclo A al Ciclo B nos ha parecido seleccionar este Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? para su reseña. San Marcos es el autor evangélico del B y le iremos leyendo durante los meses de dicho ciclo. Su autor, Luis Ángel Montes Peral ha elegido precisamente reflejar las últimas palabras de Jesús de Nazaret reflejadas por Marcos en su evangelio. Pero, además, realiza un análisis sobre la pasión del Salvador en el “ambiente”, en el lenguaje que San Marcos despliega en sus escritos con su precisión y sencillez, lo cual supone un contraste. Sigue leyendo

Volver a mirar el evangelio con un corazón iluminado y vinculado

(Francisco J. Caballero, en Vida Religiosa). En el afán de vincular afecto y Palabra, Javier Garrido presenta Pedagogía de la afectividad cristiana, una interesante vuelta al modo en cómo oramos y hacemos nuestras las palabras de los salmos y del evangelio. Nos recuerda que los salmos son oraciones, muchas de ellas rezadas por el propio Jesús, que necesitan ser acogidas por las personas orantes no tanto a nivel racional, sino más bien, a nivel afectivo-relacional La fe no es un interpretación de una serie de hechos o escritos, sino una luz que se nos regala para ver la presencia creadora y salvadora de Dios en la historia. Este libro es una buena herramienta para rezar con los salmos y el evangelio desde una clave humana y encarnada. Y es el fm que el mismo autor pretende: volver a mirar los salmos y el evangelio con un corazón iluminado y vinculado.

Francisco J. Caballero

Vida Religiosa 123/7 (julio de 2017) 46.

Reflexiones pastorales y espirituales para crecer en la fe

(SP). El título de esta obra, Pedagogía de la afectividad cristiana. Salmos y evangelios, señala con claridad su contenido: la relación afectiva con Dios a la luz de la Palabra. Javier Garrido, que muestra una clara preocupación pastoral y pedagógica, ha seleccionado los salmos y los evangelios y ofrece pistas e indicaciones para leer, meditar y orar con ellos y aprender así a vivir mejor la relación con el Padre y el Hijo en el Espíritu Santo. No hay mejor aprendizaje de afectividad creyente que los salmos, con los que la Iglesia expresa su relación con Dios, y los evangelios, revelación de la persona de Jesús, con los que el discípulo cristiano hace el camino de conocer y amar a Jesús, «el camino, la verdad y la vida».

Las mujeres galileas y la continuación del mensaje

«Según Marcos, las mujeres galileas fueron las únicas entre los discípulos que acompañaron a Jesús en la cruz, aunque fuera “desde lejos” (15,40). Ellas hicieron suya la confesión del centurión, conservaron la esperanza y se convirtieron en las primeras destinatarias del mensaje de la resurrección el día de la Pascua.

“Temblando y fuera de sí” (16,8) supieron que algo grande estaba pasando y que el mensaje recibido en torno a su Maestro adquiría todos los visos de verdad. Jesús no había muerto en balde, ya que de su muerte salía la vida para ellas y para cada uno de los hombres que creen en él. Aunque en un primer momento no tuvieron arrestos para difundir el mensaje por el temor religioso que les embargaba (16,8), estamos seguros, siguiendo a los evangelistas (Mt 28,8; Lc 24,10; Jn 20,18), de que muy pronto lo hicieron (16,10), convirtiéndose en las primeras anunciadoras de la Pascua. Sigue leyendo

Momento cumbre del relato de la pasión

(SP). Las palabras de Jesús en la cruz, recogidas por el evangelista Marcos en su idioma original, tal como fueron gritadas por el Crucificado instantes antes de dejar este mundo, dan título a esta meditación centrada en la memoria fehaciente del último día de la vida de Jesús de Nazaret: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Luis Ángel Montes Peral se acerca al relato de la Pasión indagando en la singularidad literaria del texto de Marcos, haciendo una interpretación del conjunto y profundizando en la significación teológica de la muerte de Jesús. Finalmente, explica que, en la muerte de Jesús, Marcos «reconoce la irrupción de la gloria del Crucificado y su entrada triunfal en la comunión definitiva con el Padre». Sigue leyendo

La importancia de dar un puesto central a la Palabra de Dios

(Jesús Rojano, en Misión Joven). Fr. Vicente Botella Cubells, dominico, decano de la Facultad de Teología de Valencia, presenta diez meditaciones sobre textos evangélicos centrados en el seguimiento de Jesús, cimiento de toda vida cristiana. Su título –Creer la Palabra y ponerse en camino– está inspirado en una frase del relato de la curación del hijo de un funcionario real, en el Evangelio de Juan: «Creyó el hombre en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino» (Jn 4,50), aunque modifica ligeramente su expresión (creer la Palabra y no creer en la Palabra), pues lo que está en juego no es solo confiar en la verdad que alguien dice, sino adherirse a Alguien que, en la palabra, se dice y nos dice: como reza la frase tan citada de la primera encíclica de Benedicto XVI, «no creemos en unas ideas, sino en una persona» (DCE 1). Sigue leyendo

Nuevo libro en SAN PABLO de Luis Ángel Montes Peral

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
es una meditación sobre la pasión en el evangelio de san Marcos.
El libro da título a una Conferencia Cuaresmal que pronunciará
el autor  hoy, martes 21 de marzo,
en el Centro Cultural de la Diputación palentina

(SP). El sacerdote palentino Luis Ángel Montes Peral acaba de publicar en SAN PABLO un nuevo libro, titulado Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?, en el que hace una meditación sobre la crucifixión de Jesús en la historia de la pasión de san Marcos. El autor, que dirige el Aula de Teología de la Universidad de Valladolid en el campus de Palencia, pronunciará el martes, 21 de marzo, una conferencia cuaresmal que tiene como título y tema central el mismo del libro. Se trata de una de las tres conferencias cuaresmales organizadas por la diócesis de Palencia en el Centro Cultural de la Diputación de la ciudad, en las que intervienen también el obispo de Palencia, D. Manuel Herrero Fernández, y el arzobispo emérito de Barcelona, Lluís Martínez Sistach. Sigue leyendo

El seguimiento, cimiento de la vida cristiana

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Profesor y predicador de retiros y ejercicios espirituales, el dominico Vicente Botella Cubells ha recogido algunas de estas intervenciones ante diversos auditorios (religiosas, laicos, jóvenes, matrimonios), agrupándolas por su unidad temática en Creer la Palabra y ponerse en camino (Reflexiones bíblicas sobre el seguimiento). La vocación y el seguimiento de Jesús aparecen en diversos pasajes de los evangelios; estos iluminan la fe y animan a adentrarse en la aventura de seguir la llamada de Jesús. Los evangelios son Palabra viva de Dios a cada uno de los hombres y debemos creerla, confiar en ella e iniciar el camino al que somos llamados; el seguimiento es el cimiento de la vida cristiana.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.874 (11 de marzo de 2017) 12.