Archivo de la etiqueta: Padre Pío

Una fecunda acción sacerdotal

(Fray Valentí Serra de Manresa, en Catalunya Cristiana). Sin duda, debemos situar al fraile menor capuchino Josep Maria Segarra entre los más destacados divulgadores de las tradiciones espirituales franciscanas de nuestro país, a partir de sus numerosos escritos sobre el testimonio aportado por los santos y santas de la familia franciscana que, en estos últimos años, nos ha presentado en obras de gran utilidad como: Germans de Sant Francesc (1990); Pregar amb Santa Clara (1992); Antoni de Pàdua: evangeli i caritat (1995), entre muchos otros. Ahora, con esta nueva semblanza –Padre Pío. Testigo de la misericordia– sobre el santo más popular (y al mismo tiempo más controvertido) del siglo XX, el famoso padre «Pio da Pietrelcina» (1887-1968), fray Josep M. Segarra nos ofrece los esenciales rasgos biográficos sobre el capuchino estigmatizado y destacado testigo «de lo sobrenatural» en nuestro mundo contemporáneo, profundamente marcado por el secularismo. Sigue leyendo

Una buena contribución al conocimiento de la talla espiritual y religiosa del Padre Pío

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Excelente libro, de lectura rápida y mucho contenido que nos acerca sin pausa, sin desmayo posible, a esa imponente realidad que fue –y es—San Pío de Pietrelcina, el Padre Pío, franciscano capuchino. La introducción la realiza un miembro del Grupo de Oración del Padre Pío, en Palma de Mallorca, Antonio Coll. Son los Grupos de Oración la principal y más conocida obra pastoral del Padre Pío. Ya el autor, Fray Josep Maria Segarra, en el prólogo, se inicia con la convocatoria del Año de la Misericordia y con la propuesta del papa Francisco de dos franciscanos como ejemplos de esa misericordia necesaria y deseada. Son: san Leopoldo de Castelnouvo y san Pío de Pietrelcina. Se les llama artífices de la misericordia.

Y luego Josep Maria Segarra marca etapas o capítulos –de diferente extensión– y que los nombramos: Esbozo biográfico: así comenzó todo. La Causa de Beatificación. Rasgos más relevantes de la espiritualidad del Padre Pío. Exhortaciones del Padre Pío. Papas de la época del Padre Pío y Momentos más significativos del Padre Pío. Es obvio que este índice resume bien el contenido.

El primero es una biografía rápida y completa del franciscano santo. El tercero y cuarto son una buena contribución al conocimiento de la talla espiritual y religiosa del Padre Pío. Y en particular destaco la importancia de esa cuarta parte dedicada a las exhortaciones del Padre Pío. Personalmente me ha encantado y diría yo mejor, encandilado. El recorrido por los papas que coetáneos del Padre Pío nos reflejan muy bien las circunstancias –algunas muy difíciles– que le tocó vivir al Padre Pío respecto a la Iglesia. Se narra ya bien en el relato biográfico pero son un excelente complemento. También me parece muy adecuada la cronología titulada como Momentos más significativos.

Otro detalle es que el libro ha sido escrito originalmente en catalán y posteriormente traducido al castellano por Esperanza Vaquer Vidal. Fray Josep Maria Segarra, barcelonés de nacimiento, pertenece a la orden de los Frailes Franciscanos capuchinos y permaneció 35 años en el convento de la Mare de Déu dels Àngels de Barcelona. Después fue traslado al convento de Palma de Mallorca, donde es guardián.

Ángel Gómez Escorial

Betania 939 (31 de julio de 2016)

El Padre Pío y su testimonio de misericordia

(SP). Acercamiento a la figura del Padre Pío de Pietrelcina, que fue canonizado por Juan Pablo II y ha sido propuesto por el Papa Francisco como testigo de la misericordia. El libro traza un breve perfil biográfico, desde su infancia y su llamada a la vocación religiosa hasta la culminación de sus grandes obras, destacando los momentos más significativos de su vida. A continuación, hace una sucinta narración de las causas de beatificación y canonización, señala los rasgos más relevantes de su espiritualidad y ofrece algunas exhortaciones y consejos del Padre Pío, tomadas de su correspondencia, que constituyen un auténtico tratado de vida espiritual.

El libro dedica también un apartado a glosar la relación de los Papas de la época con la figura del Padre Pío: Pío XI, Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II.

Una excelente biografía de San Pío de Pietrelcina

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). La decisión del papa Francisco de que el cuerpo incorrupto de San Pío de Pietrelcina, será expuesto en la Basílica de San Pedro del 8 al 14 de febrero de 2016, en el marco del Jubileo de la Misericordia. De esta forma, el santo capuchino de los estigmas podrá ser venerado por los numerosos fieles que participen en las celebraciones del Jubileo. Y esa decisión del papa Francisco pone de especial actualidad la figura excepcional del Padre Pío, seguido y rezado por miles y miles de cristianos. Por esta razón nos ha parecido de especial importancia presentar la biografía que de San Pío de Pietrelcina escrita por el periodista italiano especializado en temas religiosos como es Saverio Gaeta y con una presentación cargo de Sergio Castellitto, actor y director de cine que ha interpretado y dirigido varias películas sobre el Padre Pío. Castellitto es muy popular en Italia. La presentación de Sergio Castellitto está hecha a modo de entrevista por parte de Lauri Bellomi. Y hay en la entrevista una alusión al papa Francisco, sobre el padre Pío, y realizada por Castellitto, muy anterior –por supuesto– de que el pontífice decidiera trasladar a la basílica de San Pedro el cuerpo incorrupto del padre Pío

La biografía de Saverio Gaeta es buena, francamente buena y propia de un periodista, de un buen narrador. Y ello es necesario porque la vida del padre Pío –Francesco Forgione– estuvo llena de hechos extraordinarios que, sin duda, necesitan sencillez y ausencia de truculencia para ser narradas. En fin… No es difícil –para nada– seguir la lectura de la vida de Francesco, su despertar religioso, su trato y ayuda con sus fieles, el trabajo del confesionario y, por supuesto, todo el tema de sus estigmas, como los vivió y el duro trabajo contrario que se hizo contra el padre Pío desde el seno de la Iglesia, acusándole de impostor y de muchas cosas más. Fue la intervención del papa San Juan Pablo II quien –digámoslo así– puso las cosas en su sitio. Ni que decir tiene que merecerla pena leer este libro y adentrarse en la vida extraordinaria de tan gran seguidor de Jesús de Nazaret.

Ángel Gómez Escorial

Betania 892 (25-26 de julio de 2015).

Un hombre de Dios y del pueblo

(José Francisco Serrano Oceja, en Alfa y Omega). Dentro de las varias biografías del padre Pío de Pietrelcina, la mayoría de carácter popular, la que ahora nos ofrece la editorial San Pablo, dentro de su colección Testimonios de fe (Padre Pío. El misterio del Dios cercano), se caracteriza por estar construida sobre anécdotas que son categorías de una vida entregada al amor de Dios y al amor al Pueblo de Dios. Una vida que atrae por la forma ordinaria de entender lo extraordinario.

José Francisco Serrano Oceja

Alfa y Omega (9 de julio de 2015) 23.

 

Un breve repaso a la vida, el mensaje y la actualidad del Padre Pío

(SP). Esta obra ofrece una completa mirada a la figura del Padre Pío, el primer sacerdote estigmatizado de la historia. La primera parte se centra en su biografía: su vocación, su ordenación, los primeros fenómenos místicos, la recepción de los estigmas, los recelos de los escépticos, la intervención del Santo Oficio y su fundación de una casa para los enfermos. La segunda parte aborda su mensaje y su espiritualidad: el culto eucarístico, la devoción a la Virgen, la práctica de la oración, la aceptación del sufrimiento y la llamada a llevar la cruz de Cristo. La tercera parte analiza la actualidad de ese mensaje y de los frutos perennes de su Obra.

El libro tiene presentación de Sergio Castellitto, director y actor italiano que ha interpretado en varias películas al Padre Pío.

La fase más elevada, profunda y mística de la vida del padre Pío

(El Mensajero Seráfico). Donato Calabrese ha analizado pormenorizadamente los años 1909-1916 de la vida del Padre Pío de Pitrelcina, porque en ellos es cuando el santo capuchino ha recibido tal cantidad de gracias espirituales que se ha dicho que ese periodo de su vida es «la fase más elevada, profunda y mística de la vida del padre Pío». Puestos a recordar esas gracias hay que citar la ordenación sacerdotal, los estigmas, su apostolado en el confesonario, las llamativas luchas con el diablo, los éxtasis, el extraño perfume que exhalaba, el don de lenguas (francés y griego), la transverberación, su trato con los ángeles, la configuración con Cristo, las profecías, la noche oscura, etc. El autor califica al padre Pío en estos años como víctima del dolor y del amor que se acercó continuamente a la cruz de Cristo, siendo tallado en el cuerpo y en el espíritu, para atraer luego a quienes buscan una esperanza en la vida. Aunque no se cite expresamente, todas las noticias han sido extraídas del Epistolario del padre Pío.

El Mensajero Seráfico 1.627 (mayo de 2013) 159.

Un hombre sencillo, discreto, humilde, enriquecido por extraordinarios fenómenos místicos

(M. Rincón Álvarez, en La Ciudad de Dios). Padre Pío. Siete años de misterio en Pietrelcina es el relato sobre las sorprendentes circunstancias que concurrieron en torno a la vida del capuchino padre Pío de Pietrelcina, durante los siete años que residió en su pueblo natal, no lejos de su convento de San Giovanni Rotondo, en Foggia. Los motivos de aquel temporal apartamiento de la regla monástica tuvieron su origen en una extraña enfermedad pulmonar que en ciertos momentos se confundió con una posible tisis. Los médicos y sus superiores eslimaron que los aires saludables y la tranquilidad de aquel pequeño pueblo serían buen remedio para su debilitada salud.

Toda una vida ejemplar marcada por la mística y una entrega total a Dios y a sus semejantes, de manera muy particular en aquellos siete años que van desde 1909 a 1916, que solo fueron un corto paréntesis entre su nacimiento en 1887 y su fallecimiento en 1968.

Al decir del autor, fue un hombre sencillo, discreto, humilde, totalmente entregado a Dios y enriquecido por extraordinarios fenómenos místicos, a buen seguro influenciado por la lectura de los clásicos místicos Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Francisco de Asís, Teresa de Lisieux y Gema Galgani, compartiendo con ellos la espiritualidad, el gozo por el sufrimiento y hasta ciertos fenómenos de estigmatización. Respecto de estos últimos, conviene recordar que los casos detectados por la Iglesia han ido aumentando hasta alcanzar la cifra total de 321, de los cuales 62 han sido canonizados.

Este controvertido fraile capuchino se ha convertido en una de las figuras recientes más populares del mundo católico, a pesar de ser objeto de muchas críticas y calumnias. Su vida fue modelo en la caridad y en la dirección espiritual, así como en el apostolado con las gentes humildes. Siguió fielmente el ejemplo de oración y sufrimiento que nos legó Francisco de Asís y, como él, llevó en su cuerpo los estigmas, símbolos de la pasión de Cristo. Su pensamiento nos ha llegado a través de la publicación de su Epistolario.

Sin perjuicio de que el libro esté perfectamente documentado y los hechos relatados parece que están plenamente constatados, el autor, que es paisano del protagonista, no puede ocultar su fervor por la figura del padre Pío.

El padre Pío de Pietrelcina fue canonizado en 2002.

M. Rincón Álvarez

La Ciudad de Dios, vol. 226, año 2013, nº 1, 283.

Un período prodigioso en la biografía del Padre Pío

(Ángel Gómez Escorial, en Betania.es). Estamos ante un libro –Padre Pío– muy interesante –y de matices muy desconocidos– dentro de la biografía del gran místico italiano, el padre Pío de Pietrelcina. Ya novicio franciscano, el Padre Pio recibió permiso para dejar el convento e instalarse en su pueblo natal, Pietrelcina, para mejorar su débil salud. Sufría una enfermedad misteriosa que aparecía y desaparecía con mucha frecuencia lo que hacia imposible que pudiera llevar una vida normal en el convento.

Pero la estancia en su localidad natal no fue de unos meses, lo que suele ser lógico para restablecerse de una enfermedad. Allí pasó siete años y desde allí con ayuda de su familia y de sus hermanos franciscanos se educó como religioso e, incluso, terminó la preparación como sacerdote. Si ya fue un misterio que la orden franciscana permitiese dicha ausencia y la educación delegada, mucho más lo es que en dichos siete años se fuera abriendo lo que iba a ser en el futuro la actividad pastoral del padre Pío, su capacidad para pasar muchas horas en el confesionario y ahí se inició también la aparición de sus estigmas que el joven franciscano ocultó durante un años a sus superiores y ello por razones diversas, tal vez timidez, pero también la idea de que esa nueva situación podría complicar su ya muy complicada deriva dentro de la familia franciscana.

Su autor, Donato Calabrese, nacido en 1945, conoció personalmente al Padre Pio y esa experiencia cambio su vida. Ha sido funcionario de correos y ahora, desde años, vive de escribir de espiritualidad y especialmente de Pio de Pietrelcina. El libro da mucha información sobre ese periodo prodigioso de los siete años, que es lo que se quiere narrar. No es pues una biografía completa de san Pío de Pietrelcina, aunque por supuesto aparece en breve el resto de su vida, además del pormenor de la estancia del Santo en su localidad natal tal como hemos referido, gracias a la dedicación y amor empleados por Donato Calabrese en escribir el libro. El Padre Pio murió en septiembre de 1968, fue beatificado en 1999 y canonizado el 16 de junio de 1962 por el hoy beato Juan Pablo II.

Ángel Gómez Escorial

Betania.es

Nº 763 (7 de octubre de 2012)

Los años en los que se forja la experiencia mística del Padre Pío

(SP). Este libro se centra en la vida del Padre Pío, concretamente en el período que va de 1909 a 1916: siete años que el Santo pasa en su pequeña ciudad natal a causa de misteriosas enfermedades físicas, que se agravan cada vez que el fraile regresa a su comunidad. Por el contrario, cuando vuelve a Pietrelcina, a su familia, se recupera de forma insospechada, hasta el punto de que sus superiores optan por concederle una estancia prolongada en su ciudad natal. Durante estos largos años en Pietrelcina, el padre Pío estudiará Teología y profundizará en el conocimiento de obras de espiritualidad, sobre todo de santa Teresa de Jesús y de san Juan de la Cruz. Y será precisamente durante estos años cuando el santo capuchino viva acontecimientos singulares, como el de los estigmas.

El libro ha sido escrito por Donato Calabrese, que ha trabajado durante treinta años como voluntario en el «Centro Volontari della Sofferenza» y ha colaborado en diversas publicaciones periódicas, y también en la radio y en la televisión en programas religiosos. Ha conocido al padre Pío de Pietrelcina y es un estudioso de su vida y de su experiencia de santidad.