Archivo de la etiqueta: Proa

Un libro verdaderamente precioso

(A. Montero, en Studium). El autor de Acercar el Cántico es Doctor en Medicina, autor también de multitud de artículos, ha vivido en varios países del mundo y ahora reside en Inglaterra. Es oblato seglar de la Abadía de Santo Domingo de Silos y es aficionado a la Oración Contemplativa. Y en este libro comenta el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz. Va estrofa por estrofa. En primer lugar nos presenta la estrofa tal y como aparece en el original del místico de Fontiveros, después aparece la misma estrofa en prosa diciendo claramente lo que el verso podría no decir claro. Posteriormente hace un comentario a la estrofa descendiendo en tantas ocasiones a cada una de las palabras. Este comentario viene apoyado por multitud de notas bíblicas y de erudición. Y, finalmente, en unas cuantas líneas, nos hace la traducción simbólica de la estrofa, o sea, aquellas realidades espirituales a las que el Santo se refiere en la estrofa en cuestión. Un libro verdaderamente precioso.

A. Montero

Studium, vol. LVII, fasc. 1 (enero-abril de 2017) 167.

No llegar no es pecado; no partir, sí lo es

(José María Fernández Lucio, en La Civiltà Cattolica Iberoamericana). El libro que nos presenta el autor –Ser hoy persona humana y creyente– pretende compartir con sus lectores trozos de vida, de utopía, de experiencia martirial, pascual y liberadora. Es un libro que nace de una experiencia doblemente rica: de haber sido durante trece años obispo de la diócesis de Palencia, en España. En 1994 decide renunciar a su cargo, es aceptado por Juan Pablo II y, desde ese momento, se dedica en cuerpo y alma a las misiones con el proyecto Hombres Nuevos, en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), gracias al cual le fue concedido en 1998 el premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Sigue leyendo

Por ahí va la cosa

(Miguel de Santiago, en Ecclesia). Con un título provocador, pese a estar formulado de forma interrogativa, aparece el libro de la biblista Anne Soupa ¿Dios ama a las mujeres? Feminista francesa, la autora recorre algunos pasajes de la Biblia y los contrasta con la postura que ha mantenido la Iglesia en distintos momentos de la historia. Llega a una conclusión un tanto radical y sorprendente, formulada así: Dios ama a las mujeres y, sin embargo, la Iglesia no las ama del mismo modo que Dios. Por ahí va la cosa. Pues eso.

Miguel de Santiago

Ecclesia 3.889 (24 de junio de 2017) 19.

Nuevo libro de Alfonso Crespo Hidalgo en SAN PABLO

(SP). El sacerdote malagueño Alfonso Crespo Hidalgo acaba de publicar un nuevo libro en SAN PABLO: Mi tiempo en tus manos, una invitación a la reflexión, la meditación y la oración escrita a modo de novela y diálogo espiritual. «¿Y por qué no descubres un monasterio en tu ciudad?», este es el consejo que le dio al autor un buen amigo. El problema es que vivimos en una sociedad que nos hace confundir lo urgente con lo esencial, alterando nuestras prioridades y empobreciendo nuestra vida interior. A partir de ahí, Alfonso Crespo nos invita a recuperar la riqueza de la oración pautada al ritmo de la Liturgia de las Horas, dentro del desasosiego con el que convivimos y la obsesión con el tiempo que no tenemos y anhelamos. Sigue leyendo

Fe, paz y ganas de vivir

(Ángel Gómez Escorial, en Betania). Es verdad que hace años –más de 25– al principio de mi conversión paladee con gusto la “concordancia” entre el pensamiento de Cristo Jesús y la filosofía espiritual de Oriente. Y leí con fruición los libros de William Johnston. Pero mi desorden y poca aproximación a muchas cosas hace que el primer libro que leo de Rafael Navarrete Loriguillo, autor octogenario, famoso y con muchos seguidores. No he leído por tanto una obra muy conocida suya como El aprendizaje de la serenidad. Y la presente tiene un título fuerte e imperativo: Aún te queda un camino: elegir tu propia vida. E inicia una carrera para atrapar a todos aquellos que no disfrutan de su vida, que no disfrutan de la vida. Narra todo el vacío que muchos hombres y mujeres de hoy se encuentran. En ese punto, sin duda, es un libro de autoayuda basado en Cristo y en la meditación, aunque esto no lo diga claramente hasta bien transcurridas unas cuantas páginas.

Otro ilustre jesuita, aunque mucho más joven que Navarrete, autor de libros, prologuista y aficionado también a la meditación, Javier Melloni dice en el prólogo de la presente obra reseñada, que Rafael Navarrete Loriguillo pertenece a dos grandes linajes: a la Compañía de Jesús por vocación y opción de vida, y a la tradición zen como practica meditativa desde hace 25 años y que ambos linajes rezuman a lo largo del todo libro y en el mismo título del libro están presentes. Yo estoy de acuerdo. Otra virtud es que Navarrete –lo decía al principio– escribe para encantar y encandilar. Es fácil sumirse en la lectura de la obra, incluso para aquellos que no busquen o no tengan necesidad de “rebuscar” en su vida. Una noche de poco sueño en estos días de mucho calor del mayo madrileño de 2017 me ha servido para devorar más de la mitad de la obra. Y, en efecto, consigue el P. Navarrete esa identidad entre Cristo y Buda sin citar en demasía a ninguno de los dos, pero si llevando al lector a la doctrina de ambos, marcando, naturalmente, las “distancias”. O si se quiere mejor la mayor fuerza de uno sobre todo.

Se habla en la contraportada del libro que este es el testamento espiritual del P. Navarrete. El libro tiene citas de 2016 y es previsible que los ochenta y siete años, Rafael Navarrete no quiera escribir más. En fin, yo mismo a punto de terminar “Aún te queda un camino: elegir tu propia vida”, ando ya buscando leer “El aprendizaje de la serenidad”, lo cual creo que es una buena idea para mis 76 años. Buen libro. Enorme autor. Fe, paz y ganas de vivir… Eso transmite.

Angel Gómez Escorial

Betania 979 (4 de junio de 2017)

 

Ayudar al crecimiento y desarrollo integral

(Leonardo Sánchez, en Misión Joven). Este libro trata de promover la teoría y práctica del Coaching espiritual. Tanto la dirección espiritual como el coaching son relaciones de ayuda. El autor quiere separarse del término tradicional de “dirección espiritual” y propone un nuevo concepto del acompañamiento espiritual basado en la corriente popular del coaching. El coaching espiritual tiene como objetivo en palabras de su autor, “ayudar a la persona a liberar su potencial espiritual, es decir, quiere ayudar al crecimiento y desarrollo integral”. Entre las fuentes de este coaching espiritual el autor coloca a la Sagrada Escritura, la filosofía de Sócrates (mayéutica), el monacato, los místicos Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. También parte de la psicología profunda humanista y transpersonal de Freud, Jung, Maslow, Rogers y Wilber. Tiene también en cuenta la psicología oriental Abhidahamma, que significa “doctrina última” del budismo.

Para el autor, su coach espiritual de referencia es Tony de Mello, director espiritual, terapeuta y gurú. El coaching espiritual como relación de ayuda pretende ayudar a identificar y a destronar al “contrincante interior” que es todo lo que bloquea el desarrollo integral de la persona como los sentimientos de culpa neurótica, la inseguridad personal y la baja autoestima. Ofrece técnicas para desarrollar el coaching espiritual y que el coachee –la persona acompañada– encuentre por sí mismo las soluciones y respuestas que está buscando, ya que el coach (acompañante), a modo de Sócrates, no transmite, solo ayuda a sacar lo que hay dentro. El modo de hacer la entrevista entre coach y coachee es tratado igualmente dentro de los diferentes modelos relacionales que propone este libro, entre los que destaca el modelo parsoniano de relaciones terapéuticas, de Talcott Parsons. Ofrece también un modelo de desarrollo espiritual en cuatro fases que resumen el modelo original de James Fowler, y que elabora Scott Peck. El perfil profesional de coach y del coachee también es tratado como cuadro de referencia.

Leonardo Sánchez

Misión Joven 483 (abril de 2017) 70.

 

Nuevo libro en SAN PABLO de Rafael Navarrete

Titulado Aún te queda un camino: Elegir tu propia vida,
recoge su rica experiencia vital en la guía espiritual y humana
y puede considerarse el estamento vital del jesuita andaluz,
autor, entre otros libros, de El aprendizaje de la serenidad

(SP). SAN PABLO acaba de publicar Aún te queda un camino: Elegir tu propia vida, un libro que podría considerarse el testamento vital de Rafael Navarrete, pues recoge su rica experiencia vital. Navarrete, que ha dedicado gran parte de su vida a la orientación y la guía espiritual y humana, resume en estas páginas sus populares enseñanzas, ofreciendo a los lectores las claves para enfrentarse a las dificultades con optimismo, animando a vivir con alegría y a asumir la vida como es para poder ser feliz. El libro parte de la idea de que la vida de cada persona es como un río que fluye en libertad, y sugiere que, para poder empezar a fluir con facilidad y encontrar la felicidad, es mejor asumir los derroteros por los que la vida ha hecho cauce que empeñarse en detener su curso o en cambiar la corriente. Navarrete recupera la esencia de los ejercicios espirituales de san Ignacio y recuerda que la base que sustenta todo y que permite seguir hacia adelante es Dios mismo.

El P. Navarrete, sacerdote jesuita, es licenciado en Filosofía y en Teología. Ha dedicado gran parte de su vida a analizar y enseñar, desde la Psicología y la espiritualidad ignaciana, todo lo referido al crecimiento personal, la orientación y la guía espiritual y humana. Es autor de varios libros sobre este tema que han alcanzado una gran difusión, como El crecimiento personal, El aprendizaje de la serenidad o Para que tu matrimonio dure…, todos ellos publicados en SAN PABLO.

 

¿Cómo hacer creíble el Evangelio en la Iglesia de hoy?

(Conchita Calderón Aguilar, en Catequética). «Cada época tiene sus propias neurosis y necesita de su propia psicoterapia» (Viktor Frankl).  El autor de Ser hoy persona humana y creyente –el obispo emérito Nicolás Castellanos– nos sitúa ante un valiente y verdadero reto: ¿cómo hacer creíble el Evangelio en la Iglesia de hoy? Nos centra en la realidad social actual en la que la verdadera frustración es el vacío existencial a pesar de tantos medios de comunicación. Los problemas necesitan un tratamiento humano, psicológico y pastoral sobre todo en la línea evangélica.

Se trata de traer a nuestro tiempo el camino que trazó Jesús de Nazaret en una Iglesia que sea sensible al mundo de hoy. Que el Evangelio sea aquí y ahora lo que siempre fue: “La Buena Noticia”. Como cristianos, somos llamados a propagarla y para ello necesitamos en primer lugar ser personas en plenitud. En este mundo nuestro, en el que parece que Dios calla, Dios sigue presente; el cielo estrellado existe tanto para el que lo ve como para el que es ciego. Sigue leyendo

Un debate sobre la situación de la mujer en el seno de la Iglesia

(SP). Este libro parte de una pregunta provocadora que puede resultar incómoda a algunos: ¿Dios ama a las mujeres? Una pregunta que supone que somos capaces de conocer su amor a través de los múltiples rostros, tanto de hombres como de mujeres, que Dios puede asumir, y también que el amor de Dios ha de estar presente y actuar en la Iglesia de Cristo. Para responder a esta pregunta, Anne Soupa investiga la presencia de la mujer en la Biblia (el Génesis, las mujeres de la Biblia, la relación de Jesús con las mujeres…) y en la Iglesia, tanto en su historia como en el momento presente, desde el Vaticano II en adelante. La conclusión a la que llega es Dios ama a las mujeres, y sin embargo la Iglesia no las ama del mismo modo que Dios. El libro se completa con una bibliografía.

Conocerse para orientarse

(Jesús Sastre García, en Vida Nueva). La trayectoria del autor –especialista en teología, ciencias sociales y psicología social– acredita su competencia profesional para tratar el tema del Coaching espiritual.

Conviene partir del cuadro comparativo que aparece en la última página: la diferencia entre coaching espiritual y dirección espiritual. El libro aborda el coaching espiritual (relación de ayuda) que facilite a la persona (coachee) el autoconocimiento y el manejo adecuado de sus problemas y tensiones para que pueda desarrollar todo su potencial espiritual. Define los conceptos clave del coaching, para detenerse luego en el modelo de desarrollo espiritual inspirado en J. Fowler y Scott Peck. El último capítulo analiza las dimensiones del perfil del coach espiritual (orientador): saber, saber hacer, respeto al código deontológico, equilibrio psíquico y autocontrol. Sigue leyendo