Archivo de la etiqueta: Violeta Monreal

Un viaje interior a lo largo de las emociones

(SP). Este Calendario CD 2018 Las emociones del viaje es un calendario de mesa en caja CD transparente. Las originales ilustraciones y mensajes de Violeta Monreal son una invitación a vivir, mes a mes, un viaje a través de las emociones. El calendario ofrece una hoja intercambiable para cada mes, incluido enero de 2019, con un espacio para notas al dorso.

La emoción del tiempo

(SP). Este magnífico Calendario de pared 2018 Las emociones del viaje, elaborado por Violeta Monreal, orfrece originales ilustraciones y frases motivadoras, una para cada mes, incluido enero de 2019 que hacen de cada mes un viaje a través de las emociones. El calendario indica, además, las fiestas nacionales, el día festivo de cada Comunidad Autónoma, el santo del día y las más importantes advocaciones marianas.

Violeta Monreal: «Los niños son lo más importante que tenemos en la sociedad»

(Ana Pérez de Cámara, en Maetiva). Violeta Monreal nació en Oviedo es licenciada en Bellas Artes y una de las mejores ilustradoras infantiles que hay hoy en día. Su creatividad y novedad a la hora de hacer sus ilustraciones son fácilmente reconocible, por la característica que le acompaña: la técnica del papel rasgado. Espero que disfrutéis de esta entrevista. Gracias Violeta por tu tiempo.

Tus ilustraciones son muy características, utilizas la técnica del papel rasgado ¿cómo se te ocurrió utilizar esta técnica? ¿En qué consiste?

Esta técnica surgió de la necesidad de buscar la perfección, soy muy perfeccionista, y cuando coloreaba, me di cuenta que el lápiz o el rotulador dejaba como resultado final rayitas. Si yo quería que una manzana perfectamente roja, sin esas rayas que quedaban al colorear, la manera más rápida era creándola con papel. Por lo que así comenzó mi manera de ilustrar con papel rasgado. Primero pienso y, luego, las formas salen de mis dedos. Siempre tengo presente cuando Miguel Ángel decía que las esculturas ya estaban dentro de las piedras, que él solo quitaba lo que sobraba. A mí me pasa un poco lo mismo con el papel rasgado. En principio es como una síntesis del dibujo. Y, si vamos un poco más lejos, esta síntesis se puede aplicar a casi todos los problemas, más o menos.

Creas ilustraciones tanto para cuentos actuales, como para cuentos tradicionales. ¿Qué te resulta más difícil de crear? Algo que está en la mente de la gente o algo que es nuevo.

 Trabajar un clásico, para mí es muy bonito, realmente disfruto muchísimo con estas creaciones. Aunque es complicado, el primer momento es muy duro, porque quiero convertir ese clásico, un poco en Mí clásico, respetándolo, por supuesto. Cuando el libro ya es un libro conocido me gusta que los niños, siempre pienso en ellos, disfruten tanto con el texto como con la ilustración. Quiero que el cuento lo atrape y diga que lo va a entender, que le motive.

En caso de la ilustración será una ilustración que entienda, que fuera como una doble lectura (texto-dibujo). Te pongo un ejemplo, en el cuento de la Cenicienta, yo me había imaginado la Cenicienta como Audrey Hepburn en desayuno con diamantes. Con un vestido negro que dejaba los tobillos descubiertos, guantes negros, un moño. Esta ilustración se la enseñé a mi hija y dijo: “Mamá está precioso, pero las niñas se van a llevar una desilusión”. Yo quería dar una visión más moderna, pero pensé: “Y quién soy yo para dar una versión moderna de la Cenicienta, cuando realmente son los niños quien van a disfrutar este cuento”.

Intento respetar mucho esa idea de hacer lectores y si yo trabajo alguna vez con un clásico, tiene que ser respetando esa naturaleza del clásico.

Estamos rodeados de tecnología y los niños cada vez usan más dispositivos. ¿Crees que los cuentos en papel, actualmente, siguen atrayendo a los niños? ¿Por qué?

Yo pienso que estamos en un proceso en el que la tecnología, es una industria muy poderosa, que nos quiere hacer creer que es muy necesaria. Creo que no es algo inexorable, no es más que una industria muy poderosa pero creo que podemos ponerle un poco el freno y darnos cuenta que la tecnología es, simplemente una herramienta que tiene que convivir con otras herramientas. No puedes sustituir el gesto de pasar la hoja de papel de un libro, porque los niños y niñas están madurando, al pasar esa hoja. Ellos ya viven en la tecnología, no tienen necesidad de ver el libro dentro de una pantalla, con las pantallas hacen otras cosas, es una parte, virtual, de su mundo y puede convivir con esta otra parte que es el mundo material. Creo que el libro y la tecnología, será como la televisión y la radio, van a terminar llevándose bien.

Siguiendo con esta pregunta, ¿Has ilustrado alguna aplicación? ¿O tus cuentos se han llevado a un dispositivo móvil?

Sí , actualmente los cuentos se están llevando a formato digital. Tengo un sitio web y un blog, con mi colección Sentimientos y valores. En ellos, hay juegos interactivos basados en los libros. No obstante, en el fondo pienso que la parte digital de mi trabajo no es tan importante como la física. Porque no quiero dejar de ser física, no quiero dejar de rasgar papel, no quiero dejar de buscar qué papel compro para llevarme cada vez que viajo. Aún así, todos los trabajos que presento, están en formato digital, que antes era impensable. Por lo que pensándolo bien, ya estoy metida en la era digital.

Has dado formación a maestros, ¿crees que se debería dar más importancia al arte la escuela?

Por supuesto, sobre todo en Infantil, lo único que les aconsejaría sería: Dibujar, Hablar y Escuchar. Con lo cual desarrollas la creatividad de niños y niñas, los haces respetuosos y consigues que se conozcan a sí mismos y entre ellos. Creo que nuestro principal problema es que no se da la importancia a la etapa de educación infantil que se merece. Yo no creo que un niño deba empezar a leer o escribir en infantil, lo tiene que hacer en 3º ó 4º y lo demás tiene que ser ilusión, música, arte, experimentación y, repito, sobre todo no desilusionar.

Siguiendo con este tema que los maestros se tienen que dejar influenciar con la creatividad, dicen la frase: “Yo no sé dibujar, no soy bueno en manualidades” ¿Crees que la creatividad está bien o mal hecha?

Con respeto al profesorado, realmente pienso que están atados muchas veces de pies y manos. Es más arriba donde está el problema, si bien es verdad se puede mejorar muchas cosas, por mucho que quieran, si les dicen que el niño tiene que leer en primero, que aprenda los números, a sumar, que se porte bien, que se esté quieto… pues no puede dedicarse a otras cosas. Hay personas que son más creativas que otras, pero se puede aprender y, sobre todo, se puede entrenar. Es como el ejercicio. Pero hay que sentir la necesidad de ser creativo, un profesor necesita herramientas,

La creatividad se desarrolla, se potencia y es importante.

Como no sabemos qué trabajo van a tener los niños y niñas en el futuro, lo mejor que podemos hacer por ellos es ayudarles a ser creativos, para poder afrontar lo que venga. Tendría que cambiar el sistema, para que el profesor fuera creativo. Así sentiría la necesidad de serlo, y por lo tanto de ejercitar la creatividad. La creatividad se tendría que desarrollar y potenciar porque es importante para la vida.

¿Entonces la creatividad se puede entrenar?

Igual que hay herramientas para leer y escribir, hay métodos de “lecto-creatividad”. Pero, ojo, no se trata de atosigar a los niños con multitud de actividades y herramientas, difernetes. A lo mejor con que encuentren la suya, ya les vale. No tienen que hacer acuarela, óleo, papel… y de todo. A veces con una herramienta, la más adecuada a cada cual, mejor.

¿Algún niño te ha inspirado para crear tus ilustraciones?

Sí, siempre. Los primeros mis hijos, mi familia.. y luego los niños y niñas que voy conociendo. Hay un niño que viene a verme a la Feria del Libro desde que tenía 3 años, ahora ya tiene 11. Es el personaje perfecto. Pedí permiso para sacarle una fotografía y anda por ahí en algún libro.

¿Tienes alguno de tus cuentos que sea como tu predilecto? ¿No tu favorito, pero sí con el que te sientes mucho más identificada?

Yo sólo escribo cuando tengo algo que decir porque, si no, prefiero gastar mi energía en los niños, en los colegios, en los maestros. Tengo necesidad de que mis libros sean útiles, que sirvan para algo. Dicho esto, mis libros de arte me gustan mucho. Porque creo que contribuyen a formar personas creativas. Y, además, hacen a los niños y niñas cultos. La cultura es la herramienta principal para ser creativos, si vas mucho al cine, al teatro… si lees mucho, eso te va a hacer creativo. Mis libros de arte tanto “Taller de arte de papel” o los tres que componen la colección “El jardín del arte”…, creo que son útiles.

Mis libros de la colección Sentimientos y valores hacen lectores, que van a disfrutar leyendo. Creo mucho en estos libros, para solucionar pequeños problemas, para que niños y niñas se conozcan, conozcan a los demás, se respeten y comprendan qué les pasa a sus compañeros.

Y para leer más: “No quiero un dragón en mi clase” y La escalera torcida, son libros de literatura muy bonitos.

Una de las colecciones que tienes es la de los sentimientos. ¿Tienes proyectos nuevos?¿Podrías adelantarnos algo? 

Tengo dos ideas: Una colección que está en mi cabeza y tiene que suceder que adquiera más experiencia. Se desarrolla en un colegio, con muchos hilos, con muchas visiones diferentes: la visión del niño/a, la del profesor/a… la misma cosa se pueda ver desde distintos puntos de vista.

Luego tengo otra que es algo más de ciencia ficción, que es mi género favorito. Hay una idea, en la que unos seres que son frutos de experimentos, como pinochos biológicos, tuvieran que decidir si ponerse una vacuna para cambiar o quedarse como son.

Para terminar. ¿Qué frase dedicarías a los maestros?

Que en todo lo que pueda ayudarles, que me lo pidan. Les planteo los tres pasos universales para que todos los trabajos salgan geniales:

  • Atreverse a llevar a cabo esa idea que tienen
  • Resistir cuando la idea misma o el compañero les dice qué idea más fea
  • Y, por último, insistir.

Los niños y niñas merecen la pena, son lo más importante que tenemos en la sociedad.

Ana Pérez de Cámara

Maetiva (6 de octubre de 2016)

Dar nombre a lo que se siente

(Raúl Gómez, en El Hada Lucía). Dar nombre a lo que se siente es una forma de empezar a conocerse a uno mismo y, por tanto, una forma de madurar.

Los libros de San Pablo más solicitados en la Feria del Libro

Te cuento mis cuentos, El gato que no quería ser gato
y los libros de la colección Sentimientos y valores,
de Violeta Monreal, lideran el listado de títulos más solicitados

(SP). Te cuento mis cuentos, el libro que recoge los seis cuentos escritos por niños ganadores de la segunda edición del Premio La Brújula de narrativa de valores, se ha situado en el primer puesto de la lista de libros más solicitados en la caseta 332 de la Editorial San Pablo durante la Feria del Libro, que acabó el pasado domingo. Un listado en el que se mezclan libros infantiles –como El gato que no quería ser gato, de César Lillo y Covadonga Riesgo– con libros de autoayuda y del fondo general, la exhortación apostólica Amoris laetitia del Papa Francisco, y otros libros religiosos de pequeño formato. Por autores, encabeza el listado Violeta Monreal, cuya colección Sentimientos y valores se presentó en el Pabellón de Actividades el primer sábado de la Feria del Libro y que ha tenido una muy buena acogida entre el público.

Como es natural, la presencia de los autores en la caseta de la Editorial firmando ejemplares de sus obras sitúa sus libros entre los más solicitados. Es el caso de los ya mencionados El gato que no quería ser gato y Te cuento mis cuentos, dos de cuyos niños autores, Miguel Casla Garate y Rubén Díaz Susmozas y cuatro de sus ilustradoras (Marta Sedano, Covadonga Riesgo, Brenda Figueroa e Isabel Magán) pasaron por la caseta de San Pablo. También estuvieron, entre otros, Chema Álvarez (autor de El Evangelio para torpes y Mística para torpes), y muchos de los autores de la colección Sendero-Autoayuda Práctica, que también ha sido muy bien acogida por el público: Carlos Puig Sagi-Vela (¡Levántate otra vez!), Irene Prieto (La autoestima), José María Orozco (Cómo ayudar con palabras), Paloma Orozco (Enseñanzas samuráis para la vida) y Julio Agredano (Y después de un ictus ¿qué?) se han situado entre los diez primeros en el escalafón.

Completan el listado de títulos más solicitados la exhortación apostólica Amoris laetitia sobre el amor en familia, del Papa Francisco, y dos pequeñas obras destinadas a dar a conocer a los niños algunos contenidos de la fe: Mi librito de oraciones y Obras de misericordia.

Por lo que se refiere a los autores, por detrás de Violeta Monreal se situan todos los autores citados, que estuvieron firmando en la caseta de San Pablo durante la Feria, y aparece en el décimo puesto la ilustradora vietnamita Khoa Le, cuyos libros (Sol y Luna, La princesa de las nubes, ¡Vaya pelos!, Simón el llorón y ¡No me quiero lavar!) han llamado mucho la atención de todos los lectores que se han acercado a nuestra caseta.

Este es el listado completo de títulos más vendidos en SAN PABLO:

  1. Te cuento mis cuentos
  2. El gato que no queria ser gato
  3. ¡Levántate otra vez!
  4. La autoestima
  5. Mi librito de oraciones y Cómo ayudar con palabras
  6. Enseñanzas samuráis para la vida
  7. Amoris laetitia
  8. Obras de misericordia
  9. El Evangelio para torpes
  10. Y depués de un ictus ¿qué?

Lleno total en el Taller de Sentimientos y Valores de Violeta Monreal

(SP). El Pabellón de Actividades de la Feria del Libro de Madrid tuvo que colgar el sábado pasado el cartel de aforo completo en el Taller de Sentimientos y valores que impartió la ilustradora y escritora Violeta Monreal. Hasta cien personas –el máximo del aforo– entre niños, padres, madres, educadores y maestros disfrutaron con la intervención de la autora, que hizo una demostración práctica de cómo trabajar con los niños sus sentimientos utilizando los libros de la colección «Sentimientos y valores», editada por SAN PABLO.

«Sentimientos y valores» es una colección de 27 cuentos expresamente creados para ayudar a los niños desarrollar la inteligencia emocional de una forma amena y entretenida. Cada cuento está dedicado a un sentimiento, correspondiente a una letra del alfabeto, y a su opuesto (antipatía/simpatía, bochorno/aplomo, celos/confianza, desilusión/ilusión…), y está protagonizado por un niño o niña cuyo nombre también comienza por la misma inicial (Ada, Baltasar, Cristina, Diego…). La colección tiene además varios materiales de apoyo que ofrecen numerosas propuestas didácticas para trabajar los distintos sentimientos.

Finalizado el Taller, Violeta Monreal estuvo firmando ejemplares de sus libros, durante toda la tarde del sábado, en la caseta nº 332, de SAN PABLO Editorial.

Necesitamos recordar esos valores tan necesarios para vivir en paz

(María García, en Jugando con duendes y hadas). «¿Por qué vemos con tanta facilidad los defectos ajenos y nos es tan difícil darnos cuenta de los propios? Este libro surge del convencimiento de que las personas somos como somos, pero podemos mejorar. Si decides leer este libro, descubrirás relatos y proverbios universales que te invitan a creer que podemos mejorar nuestra naturaleza con un poco de esfuerzo. Conocerás hasta 80 valores y virtudes en tu corazón con facilidad, y te explicaremos por qué son dignos de admiración y útiles para la vida».

80 valores y virtudes que te gustará conocer se estructura en nueve áreas temáticas en función de los tipos de virtud. Nos encontramos con virtudes que son como el fuego porque hay que encenderlas (fortaleza, perseverancia, disciplina, orden, confianza en uno mismo…). Estas virtudes son necesarias para lograr nuestras metas. Están las virtudes que son como el mármol porque cuesta trabajarlas (honradez, integridad, fiabilidad…). Estas virtudes son necesarias para convivir con uno mismo. Virtudes que son como el agua porque son fundamentales (sabiduría, imaginación, curiosidad…). Virtudes que son como el azúcar porque endulzan la vida (generosidad, amor, compañerismo, empatía…) estas nos ayudan a tener buenos amigos. También hay virtudes que son como la brisa, como la sal, virtudes de seda, virtudes de aire o virtudes que son como el cristal.

Me parece un libro muy ilustrativo y que ayuda a entender a la perfección todos los valores que plantea. Divide las virtudes por grupos y dentro de cada uno además de un relato universal encontramos un proverbio que explica cada valor dentro de ese grupo. Por lo que resulta muy ameno y fácil de entender.

Un libro perfecto para toda la familia, ya que tanto niños como adultos, necesitamos de vez en cuando recordar esos valores tan necesarios para vivir en paz, tanto con los demás como (y lo más importante) con nosotros mismos.

María García

Jugando con duendes y hadas (13 de marzo de 2015)

Un libro ilustrado muy especial

(La Nueva España). 80 valores y virtudes que te gustará conocer, de Violeta Monreal, Libro ilustrado muy especial, tanto en su diseño con tapas de cartón, papel de excelente calidad y tamaño grande como en el original contenido, muy documentado.

Son nueve capítulos, en cada uno de los cuales se citan diferentes valores a partir de una referencia básica. Y todo con el apoyo de las clásicas ilustraciones collage de la autora, llenas de colorido, que agilizan y hacen atractiva la lectura.

La Nueva España (14 de diciembre de 2014) 70.

Cuentos para aprender a vivir las virtudes

(Hacer Familia). 80 valores y virtudes que te gustará conocer, de Violeta Monreal, reproduce nueve cuentos inspirados en relatos populares pertenecientes a diversas culturas de Oriente y Occidente, con ejemplos de cómo vivir nueve virtudes. En torno a la historia elegida, se ofrecen una serie de proverbios y refranes que amplían su contenido aludiendo a otras virtudes relacionadas con la que constituye el eje de la historia.

Hacer Familia 250 (diciembre de 2014) 70.

Violeta Monreal presenta su libro «80 valores y virtudes que te gustará conocer»

El próximo jueves 27 de noviembre,
en la Librería SAN PABLO de la calle Alcalá (Madrid)

(SP). La escritora e ilustradora Violeta Monreal presenta este jueves su libro 80 valores y virtudes que te gustará conocer, editado en SAN PABLO. Se trata de un álbum ilustrado de gran formato con el que la autora intenta, a través de los relatos y proverbios que ha seleccionado, que los niños aprendan a conocer y desarrollar los valores y virtudes en sus vidas, porque, como dice en la introducción, «no son algo que se adquiera, son algo que forma parte de la naturaleza humana y que hay que despertar y poner en práctica».

Como dice Violeta, el libro «pretende compensar la tendencia de la educación actual, que se fija más en la adquisición de conocimientos y competencias, con una apuesta por lo emocional, con una propuesta que pretende ayudarnos a mejorar nosotros mismos y, por añadidura, contribuir a mejorar un poco la sociedad en la que vivimos». Las bellísimas ilustraciones y los relatos del libro quieren ayudar a los niños a lograr sus metas (fortaleza, perseverancia, orden…), convivir consigo mismos (integridad, honradez, responsabilidad…), llegar más lejos (prudencia…), disfrutar más de lo que tienen (sobriedad, humildad, sencillez…), vivir en sociedad (paciencia, tolerancia…), perder el miedo a los errores (sabiduría, creatividad…), tener buenos amigos (humanidad, generosidad…), ser más felices (optimismo, bondad…) y ser bien aceptados y tratados por los demás (gratitud, amabilidad…).

 La presentación tendrá lugar en la librería SAN PABLO de la calle Alcalá de Madrid (Alcalá, 387, Metro Pueblo Nuevo), el jueves 27 a las 18.30 horas. Durante la misma, Violeta Monreal realizará uno de sus originales dibujos, que se sorteará en directo entre todos los niños asistentes.