Archivo de la etiqueta: Vivir y contemplar el Adviento y la Navidad

SAN PABLO les desea un feliz año 2017

Gracias, Señor

(SP). En el último minuto, en el último instante de este año, colocamos en nuestros labios una palabra: Gracias.

Ha terminado este año y quiero darte gracias por todo aquello que recibí de ti, Señor.

Gracias por la vida y el amor, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Te ofrezco cuanto hice este año, el trabajo que puede realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé, las amistades nuevas y los que están mas lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que puede ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor, la alegría.

Pero también, Señor, hoy quiero pedirte perdón: perdón por el tiempo perdido, por el dinero malgastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad, llevando a todas partes un corazón lleno de compresión y de paz.

(Antonio Gil Moreno, Vivir y contemplar el Adviento y la Navidad, 106-107).

Gracias, Señor

(SP). «En el último minuto, en el último instante de este año, colocamos en nuestros labios una palabra: Gracias.

Ha terminado este año y quiero darte gracias por
todo aquello que recibí de ti, Señor.
Gracias por la vida y el amor, por la alegría y el dolor,
por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Te ofrezco cuanto hice este año,
el trabajo que puede realizar y
las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.
Te presento a las personas
que a lo largo de estos meses amé,
las amistades nuevas
y los que están mas lejos,
los que me dieron su mano
y aquellos a los que puede ayudar,
con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor, la alegría.
Pero también, Señor, hoy quiero pedirte perdón:
perdón por el tiempo perdido,
por el dinero malgastado,
por la palabra inútil y el amor desperdiciado.
Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho,
y perdón por vivir sin entusiasmo.
Quiero vivir cada día con optimismo y bondad,
llevando a todas partes un corazón lleno de compresión y de paz».

La Editorial San Pablo le desea un feliz y próspero año 2016.

(Texto de Antonio Gil Moreno, Vivir y contemplar el Adviento y la Navidad).

Dios se hace hombre, para que nos hagamos divinos

(SP). «Un año más se produce el milagro.

Otra vez se renuevan las señales de Dios entre nosotros y se repiten y se encarnan en el siglo XXI.

Otra vez se rompe la noche y la luz alumbra el camino a seguir.

Otra vez se desvela el rostro de Dios entre los pliegues de la crisis, a las afueras, en la zona de tierra de nadie, al otro lado de la frontera de nuestras seguridades, a la vuelta de la esquina de nuestra religiosidad dormida, en los pisos donde falta el empleo digno y no se ha podido pagar la factura del calor y se escribe con dolor la vida.

Y por unos días, nos damos la tregua de saborear a Dios, que huele a recién nacido, a ternura desmedida, a gusto por la vida, a sentido para vivir, a mesas reunidas, a esfuerzos colectivos, a perfume de atrevernos a ser inventores y artesanos por senderos menos trillados.
Un año más somos afortunados.
La noche ha parido la luz.
La alegría nos ha desbordado de nuevo.
La vida es más saludable y llevadera.
El dolor se escribe con la ternura.
La pobreza siente la mano amiga para compartir.
En la Navidad los gritos son escuchados,
las quejas tienen oídos, la vida es más luminosa.
Las señales vuelven a mostrarnos a Dios.
Dios nos visita.
Dios se acerca.
Dios acampa.
Dios se pone a nuestro lado.
Dios se hace de nuestra raza.
Dios se hace hombre, para que nos hagamos divinos».

La Editorial SAN PABLO os desea una feliz Navidad y un año 2016 lleno de bendiciones.

(Texto de Antonio Gil Moreno, Vivir y contemplar el Adviento y la Navidad).

Una invitación a tener presente en la vida el nacimiento de Jesús

(SP). Vivir y contemplar el Adviento y la Navidad es una ayuda a vivir con sentido la Gran Noticia de todos los tiempos: el nacimiento de Jesús en medio de nosotros, junto a nosotros, en nosotros. En estas páginas se ofrecen distintas propuestas para la interiorización de este misterio: pregones para el Adviento y la Navidad, comentarios a la Palabra de Dios de los domingos y festividades de ambos tiempos litúrgicos, meditaciones sobre los mensajes, las tradiciones y los personajes propios de la época, palabras sobre el Adviento y la Navidad de grandes figuras de la Iglesia (el Papa Francisco, Benedicto XVI, John Henry Newman, Pedro Casaldáliga, Dolores Aleixandre, José Luis Martín Descalzo, santa Teresa…), pautas y sugerencias para vivir día a día la Navidad desde una perspectiva cristiana, poemas…